CRITICA / 'ELBULLI: COOKING IN PROGRESS'

El ejército de Adrià

Una imagen de Adrià con su equipo

De El sol del membrillo a La danza pasando por El cuaderno de barro, los documentales que se introducen en la vorágine del proceso artístico nos sirven no solo para entender de una forma más diáfana dicho estado de inventiva, sino para vislumbrar de un modo más o menos eficaz la personalidad, normalmente arrebatadora, del genio que lleva a cabo la tarea. elBulli: cooking in progress, documental alemán sobre el trabajo de Ferran Adrià y su equipo en su restaurante, recientemente cerrado, se adentra en esa sistemática logrando, al mismo tiempo, una creación artística (la película), gracias a un certero concepto unitario entre fondo y forma, y el espectacular retrato de otra obra de arte (los platos de elBulli). ¿Arte la cocina? Adrià lo niega: “Aquí hay más investigación que creatividad”. Pero Picasso, a su modo, lo corroboraba: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

'ELBULLI: COOKING IN PROGRESS'

Dirección: Gereon Wetzel.

Intervienen: Ferran Adrià, Oriol Castro, Eduard Xatruch.

Género: documental. Alemania, 2011. Duración: 108 minutos.

En realidad, aunque haya arte en la cocina de elBulli, también hay matemáticas, diseño artístico, física, química, ingeniería informática y hasta alta costura. Y uno, inevitablemente, acaba preguntándose qué ocurriría si comiera todos los días así: ¿se convertiría en una persona distinta, defecaría igual, tendría un aliento artístico, sería un personaje de ciencia-ficción? Porque eso es lo que parece en ciertos pasajes el documental de Gereon Wetzel, un relato de ciencia-ficción, punteado por una extraordinaria banda sonora de aire japonés, en el que la cámara siempre está en el sitio justo y donde el público, salvo un precioso plano en contrapicado, apenas existe. Ver a sus ayudantes comerse las uñas mientras Adrià prueba los platos es una joya sociológico-laboral, quizá lo mejor de una estupenda película. Y la prueba de que, salvo algún esporádico apunte emocional, la maquinaria humana se mueve en tal estado de tensión que no parece haber hueco para disfrutar del trabajo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El Gordo

13437

2º Premio

92845

3º Premio

07637

4º Premio

  • 07617
  • 67009

5º Premio

  • 46984
  • 32306
  • 98538
  • 74012
  • 91363
  • 60090
  • 67924
  • 52028

Comprueba tu número

Buscador provisional. Sorteo terminado

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

El TSJC investigará a Mas por el 9-N al admitir la querella de la fiscalía

Los jueces admiten la querella de la Fiscalía del Estado por la organización de la consulta

Disturbios y detenciones en Túnez tras reclamar Essebsi la victoria

La policía dispara gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en el sur del país

Multa de 1,7 millones por limitar la competencia en servicios funerarios

EP

La Autoritat Catalana de la Competència sanciona a entidades del Baix Llobregat

Rincones de Cau Ferrat y Maricel

Recorrido por algunas de las obras que se pueden ver en los museos de Sitges, tras su reapertura

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana