El lado humano de monstruos y superhéroes

Paul Gravett presenta en España su antología ‘1001 cómics que hay que leer antes de morir’

Hay superhéroes que limpian Manhattan del crimen a golpes de telaraña y guerreros que, tras un tinte del peluquero y una transformación en Súper Saiyan, se dedican a disparar olas Kame Hame Ha. En la Galia un tipo bajito de bigotes bebe pociones mágicas y aleja a puñetazos la invasión de los romanos, mientras que un idealista enmascarado lucha cada 5 de noviembre contra el régimen que gangrena Reino Unido. Pero hay un hilo que va de Spiderman a Goku, de Asteríx a V, pasando por toda la historia del cómic: “La humanidad. Se hable de monstruos o de héroes, siempre se trata de la condición humana”. La afirmación es del editor Paul Gravett, que ha dedicado su existencia al mundo del tebeo: trabaja en ello desde 1981 y esta tarde presenta en Madrid, en el festival UK Cómics, su antología 1001 cómics que hay que leer antes de morir (Grijalbo).

Desde el 1 del suizo Los amores del señor Vieux Bois hasta el 1001 del estadounidense Habibi, la obra busca ser una suerte de Biblia del género. O más bien “un canon mundial, ya que en el cómic durante mucho tiempo no ha habido intercambio de material entre los países”, según Gravett. Tras su nacimiento y su muerte súbita debido a la crisis, en 2011 el proyecto pasó de la tumba a la imprenta en un abrir y cerrar de ojos. “Nos dieron tres o cuatro meses para dejarlo todo listo”, cuenta Gravett. El “nos” se refiere a los 67 expertos internacionales que le acompañaron en esa hazaña. Aunque su escalada enciclopédica se dejó algunas víctimas por el camino, entre ellas el rigor más absoluto. “Debido al poco tiempo hay algún error con las fechas. Y hay autores que se han quedado fuera como Javier Mariscal”, reconoce el británico.

Los cinco cómics que Gravett leería antes de morir

1_ Buddha, por Osamu Tezuka.

2_ V de Vendetta, por Alan Moore.

3_ Snoopy, por Charles M. Schulz.

4_Binky Brown conoce a la Virgen María, por Justin Green.

5_ Los cuatro fantásticos, por Stan Lee y Jack Kirby.

Aun así, el resultado final son más de 900 páginas de una ruta por la historia planetaria del tebeo, de Eslovenia a India, pasando por Australia. El tren de Gravett para 14 veces en España, aunque la mayoría del recorrido transcurre entre Francia, Estados Unidos y Japón. “Es inevitable, son los países que más producen. ¡En 2011 en Francia se editaron 5.000 cómics!”, cuenta el autor. En cuanto a las fechas, su trayectoria arranca en 1837 y llega hasta el año pasado. Pero Gravett coloca el big bang del cómic miles de años antes, en una cueva: “El tebeo moderno nace en el siglo XVIII, pero su origen pasa por los dibujos de los hombres prehistóricos, los jeroglíficos, los manuscritos de la Edad Media…”.

El origen de su pasión en cambio se encontraba en las últimas dos páginas del magazine Look and Learn (Mira y aprende) al que sus padres estaban abonados. “Era súperaburrido, pero en la contraportada salía un tebeo que se llamaba The rise and fall of the trigan empire. Era una especie de mezcla entre el imperio romano y La guerra de las galaxias”, rememora su enamoramiento Gravett. Aunque admite que su corazón de niño latía también por el Batman televisivo que Adam West interpretaba en los sesenta con su disfraz demasiado apretado.

Una viñeta de 'Persepolis'.

Ese flechazo de juventud ha acabado en una relación de décadas. Para hacerse una idea, basta con echar un vistazo a los perfiles de Twitter y Facebook de Gravett: el 99,9% de los enlaces y los mensajes hablan de tebeos. “Es imaginación, apertura mental. Y enriquecimiento cultural: lees Persepolis y descubres cómo vive una niña en Irán”, es la oda que Gravett dedica a las viñetas. Hablador entusiasta y rapidísimo, el británico tiene palabras de aprecio también para los tebeos españoles: “Me gustaba mucho El Víbora [una revista de historietas que se publicó entre 1979 y 2005]. Y ahora hay grandes autores como Max, Daniel Torres, Mariscal y Paco Roca”.

España sin embargo no atraviesa un gran momento. Así que Gravett señala al cómic como un buen refugio para esquivar los chuzos de punta que caen sobre este país. En el fondo, su obra sugiere también 1001 maneras de escaparse durante un rato de un presente negro, donde los empresarios confunden a sus empleados con superhéroes y les piden que trabajen cada vez más. Ni que hubiesen bebido una poción mágica.

Hoy, en UK Cómics

Hoy, sábado 24 de marzo, se celebra el último día del Uk Cómics en el madrileño museo ABC. A continuación, el programa de la jornada. 

A partir de las 11:00 - Performance: Dickens se ilustra a cargo del colectivo de dibujantes de cómic Ultrarradio

16:00 - Taller: Creación gráfica - Impartido por Emma Vieceli.

18:00 - Encuentro: Paul Gravett - 1001 Cómics ¿Quiénes son los genios que transformaron el cómic para siempre? Con la colaboración de la editorial Grijalbo.

19:00 - Encuentro: Woodrow Phoenix - Las nuevas narrativas necesitan nuevos lectores

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista itañol de cultura de EL PAÍS

Últimas noticias

Ver todo el día

Las cinco claves del embargo de Estados Unidos a Cuba

Las medidas aperturistas de Obama no afectan a las restricciones impuestas en los años 60 Solo el Congreso puede derogarlas

Mucho aburrimiento y pocas sorpresas

Getafe, Levante, Espanyol, Villarreal y Real Sociedad, a octavos de final

Destapado un espía clave de EE UU detenido hace 20 años en Cuba

De este hombre se sabe poco y la inteligencia quiere que se quede sin conocerse

La llave del embargo

Durante cinco décadas el bloqueo ha asfixiado al ciudadano y servido al régimen para justificar el control político

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana