Malos tiempos para Oprah

El canal de la presentadora despide al 20% de su plantilla

Winfrey ha tenido que multiplicar su presencia para intentar reflotar la audiencia de OWN

La presentadora Oprah Winfrey / SIPHIWE SIBEKO (REUTERS)

De ser la reina de las tardes televisivas, Oprah Winfrey ha pasado a luchar por la supervivencia misma de su propio canal, sobre el que se ha visto obligada a imponer cancelaciones y recortes. La última baja es el programa de Rosie O’Donnell, que dejó de grabarse el martes, y que se ha llevado con él a 30 de los 150 empleados del canal, de nombre OWN.

“Es duro tomar decisiones que afectan a las vidas de la gente”, dijo Winfrey, consejera delegada del canal, en un comunicado. “Desde mi puesto, tengo la responsabilidad de encauzar el canal hacia un éxito a largo plazo. Para conseguir de forma plena ese éxito, este era un paso necesario”.

Hay tensión entre Winfrey y la empresa Discovery Networks, copropietaria del canal y que ha invertido en él 310 millones de dólares. En su día, fue una apuesta fuerte. La compañía incluso cedió la frecuencia del canal Discovery Health para que Winfrey emitiera el suyo. Y, ante los muy modestos resultados de audiencia, esta semana ha impuesto a nuevos ejecutivos para que lo gestionen.

Para oprobio de Winfrey, su canal no ha superado los índices de audiencia de Discovery Health. Los programas que plagan OWN (siglas de Oprah Winfrey Network) tienen resultados muy pobres. El más visto es el que la propia Winfrey presenta los domingos, Oprah’s Next Chapter, que el domingo pasado, con una entrevista a Lady Gaga, obtuvo 808.000 espectadores.

En verano, el canal cayó del puesto número 45 al 73 en las clasificaciones de cadenas de cable más vistas. Winfrey se ha visto obligada a aparecer en más espacios y a emplear su nutrida agenda para tratar de revitalizar la cadena. Hace dos domingos entrevistó en exclusiva a Bobbi Kristina Brown, la hija de la fallecida cantante Whitney Houston. El programa batió todos los registros de la cadena, con 3,5 millones de espectadores

Esa fue, sin embargo, una excepción en una tendencia general a la baja. El programa de O’Donnell costaba 20 millones al año. Se estrenó con 500.000 espectadores, lo que se consideró un éxito relativo. En sus últimas emisiones, sin embargo, no superó, según Nielsen, los 130.000, una cifra que para su franja, en EE UU, es muy modesta. La grabación del martes, la última, se emitirá el próximo 30 de marzo.

Cuando comenzaron las emisiones, en enero de 2011, Winfrey anunció que todos los contenidos de OWN serían exclusivos. Sin embargo, en los huecos dejados por programas cancelados se emiten ahora reposiciones de series de otras cadenas propiedad de Discovery.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana