Destapando ‘La tapadera’

El canal AXN emite la serie basada en la novela de John Grisham.

Josh Lucas junto a parte del reparto de la serie La tapadera.

Una idea brillante o un desastre. No había término medio para La tapadera, la serie que esta noche (21.30) comienza en AXN inspirada en la popular novela de John Grisham que a su vez dio pie a la película del mismo nombre que protagonizó Tom Cruise hace casi dos décadas. Fue lo segundo. Su arranque en la televisión estadounidense a principio de este año no consiguió más de 6,32 millones de espectadores a pesar de un reparto que incluye actores de pedigrí cinematográfico como Josh Lucas y Juliette Lewis entre sus protagonistas. Y de ahí fue a peor, hasta su destierro de la franja horaria de máxima audiencia. Su acogida entre la crítica también fue mortal de necesidad: "Un Harry's Law sin gracia", dicen unos. Otros la comparan con La ley de Los Ángeles, pero sin sexo.

Sin embargo son precisamente sus puntos débiles los que convierten a La tapadera en la serie de intriga y misterio que el público busca aunque sea por otras razones a las deseadas. Mientras que su creador, Lukas Reiter, habla de su deseo de continuar la obra de Grisham, la audiencia se puede divertir con las numerosas incongruencias de la serie. ¿Se trata de la continuación del libro o de la película? ¿Cuántas caras tiene ese simple abogado protagonista? ¿Acaso siguen existiendo las cabinas telefónicas? Y sobre todo, ¿Todas las firmas de abogados son nidos de mafiosos?

Son sus puntos débiles los que convierten a La tapadera en la serie de intriga y misterio que el público busca

Esta fue la pregunta que Reiter le hizo a Grisham en su primer encuentro. El coproductor de El abogado o Ley y orden, un colgado de las series de este género, no quería hacer quedar como un idiota a un personaje que siempre fue número uno en su lista de idolatrados. “Pero siempre estuvo conmigo esa pregunta tan sencilla de por qué Grisham no continuó con la historia de McDeere en otros libros. Y es que abogados y escritores nos parecemos en que cuando una idea nos asalta, se queda con nosotros una cantidad irracional de tiempo”, admite Reiter.

Grisham, menos obseso, le dijo que no, pero invitó al productor a que charlaran. Las ideas obsesivas, además, son contagiosas porque finalmente el maestro del género le dio su bendición. El deseo de Reiter de saber más de este abogado se hizo realidad a la vez que buscó la fórmula para presentarlo por primera vez a aquellos que se perdieron tanto el libro como la película hace 20 años.

Aquellos que parten de cero no tienen ningún problema con el rostro de Josh Lucas, una cara conocida y familiar en este género desde American Psycho a la más reciente de El inocente. “Mi responsabilidad era rendirle honores a Cruise pero sin imitarle. Diez años cambian mucho a una persona, la inocencia del principio del libro está perdida y la ambición y la paranoia que Cruise demostró de una forma brillante en la película es diferente. Ahora nos encontramos con un ser más complejo y volcado en su familia, mucho más dañado por lo que ha vivido”, describe el actor protagonista.

Otras dudas costará más resolverlas como qué les ha pasado a Lewis y a Lucas en su carrera para acabar en esta serie (“todos se están pasando a televisión ¿no?”, es la respuesta de Lucas). ¿Dónde encuentra uno en el 2012 una cabina telefónica que funcione? (“son más difíciles de encontrar que en 1991, cuando salió el libro, pero McDeere es un tipo de recursos”, disculpa el actor) o cómo un simple río puede detener en su persecución a los malos, algo que ocurre en el episodio piloto y que el productor sólo pudo justificar diciendo aquello de que cuando lo escribió tenía sentido.

Pero cuando todo falla, no existe mejor argumento que el de promocionar La tapadera como esa serie antisistema escrita antes de movimientos como el 15-M o Occupy Wall Street. Será porque el público también cree que todas las firmas de abogados son un nido de víboras. “No puedo decir que alguien como McDeere sea de los que acampa junto a los manifestantes, pero estoy seguro de que sería su abogado. Un personaje siempre dispuesto a luchar contra el sistema”, describe Lucas de un papel que le recuerda en su ética y comportamiento a un Anthony Edwards en Urgencias. “Veremos a alguien tan perfecto que ese es su fallo, tan obsesionado con hacer el bien que comete errores terribles y pone a su familia en peligro por ser tan bueno”, concluye el actor.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Mañana de paseo para el Madrid

El conjunto de Laso, liderado por Llull y Nocioni, supera con comodidad a un timorato Obradoiro (91-73)

El Villarreal gana como quiere

El equipo de Marcelino solventa sin gran intensidad, con Vietto nuevamente goleador, a un Depor sin alma

Cuenta atrás para Martinsa

EP

La compañía se reúne este lunes con los bancos para evitar su liquidación

Iglesias: “Nunca me veréis abrazar ni a Rajoy ni a Mas”

El líder de Podemos defiende en Barcelona una España como "país de países"

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana