OBITUARIOS

Andrew Breitbart, bloguero provocador

Se convirtió en azote de la izquierda difundiendo escándalos y rumores desde Internet

Andrew Breitbart.

El periodismo viral, el que puede hacer y deshacer carreras con la sola difusión en la Red de una foto o un rumor, ha perdido a un padre fundador. Andrew Breitbart falleció el pasado jueves en Los Ángeles, a los 43 años, según confirmó su familia. La causa fue un ataque al corazón sufrido en plena calle.

 Tan apasionado como divisivo, Breitbart creó, junto con otros emprendedores, una nueva forma de hacer periodismo (aunque muchos pondrían en duda que lo que él hacía fuera realmente periodismo).

Una de sus mayores gestas fue la de publicar, en 2011, en su sitio web BigGovernment, unas fotos que el congresista demócrata Anthony Weiner había enviado a diversas mujeres en las que aparecía con el torso desnudo. Aquello forzó la dimisión, tras muchas mentiras y un agónico drama televisado, del congresista Weiner. Breitbart lo llamaba periodismo de investigación. Ese incidente le confirmó como el azote de la izquierda, capaz de darle fuelle a cualquier historia surgida en Internet. Y si en aquella ocasión Weiner se vio obligado a declararse culpable de faltas morales, en otras ocasiones Breitbart convirtió investigaciones en cazas de brujas.

En 2010 publicó en la Red un vídeo editado de un discurso de una funcionaria afroamericana del Departamento (Ministerio) de Agricultura, Shirley Sherrod, en el que esta decía que había tenido la intención de discriminar a un granjero blanco en la concesión de unos subsidios. Aquello provocó el despido de Sherrod, a toda prisa y antes de que Internet pudiera escuchar el discurso en su integridad. Breitbart había sacado de contexto fragmentos del discurso de Sherrod, en el que, en realidad, al final, decía que había llegado a un punto de compromiso y había colaborado con el granjero. Una historia de ayuda y superación de divisiones se había convertido, en manos de Breitbart, en un gran drama de racismo inverso.

Andrew James Breitbart nació en Los Ángeles el 1 de febrero de 1969. Fue dado en adopción con un mes de vida. Le acogió una acomodada familia, profundamente republicana. “Mis padres no hablaban de su política, la mostraban”, escribió en su autobiografía Righteous indignation, publicada el año pasado. “Su actitud hacia la gente que vivía alrededor de ellos, en el estilo de vida progresista de Hollywood, se basaba en la decencia y en la normalidad”.

En los años noventa, en los albores de la era de Internet, Breitbart comenzó a colaborar con Matt Drudge, fundador y director del sitio web conservador The Drudge Report. Fue Drudge el primero en informar del escándalo de Monica Lewinsky, alegando que la revista Newsweek había retrasado la publicación de un reportaje sobre las relaciones sexuales de aquella becaria con el presidente Bill Clinton por presiones políticas.

A lo largo de su carrera, además, Breitbart colaboró en dos ocasiones con Arianna Huffington. Primero, en 1997, para la creación del sitio web Arianna Online, y más tarde, en 2004, para la puesta en marcha de The Huffington Post. Así, no sin cierta ironía, Breitbart, tan conservador, participó en la creación del sitio informativo con más tráfico de Internet, de tendencias netamente progresistas.

Su última aventura comercial fue la de la marca Big. Creó varios portales web con ese nombre (Big Government, Big Journalism, Big Hollywood), desde los que se despachaba a gusto contra personalidades y causas progresistas, desde su conservadurismo recalcitrante.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana