El cine no sabe de murallas en Cartagena de Indias

El festival cinematográfico más antiguo de Latinoamérica empezó ayer su edición 52

La cita de la ciudad caribeña rendirá tributo a Isabella Rossellini

Álex de la Iglesia, Gael García Bernal, Claire Denis y Robert McKee son algunos de los invitados

Se proyectarán 113 películas, del 23 al 29 de febrero

Archivado en:

Fotograma de 'Chocó'.

Cuando la nieve cubre las aceras de Manhattan durante los días más fríos de enero, Monika Wagenberg seguro agradece estar bajo el sol y los 31 grados de Cartagena de Indias. La costumbre es nueva. Durante diez años ha estado vinculada a diversos festivales de cine como Tribeca y Miami, donde ejerció de programadora, y es fundadora de la empresa de distribución Cinema Tropical, enfocada en películas latinoamericanas. Aunque nacida en Bogotá, habla con un leve acento que delata los diez meses al año que reside en Nueva York, periodo de gestación necesario para su cargo actual.

En 2011 Wagenberg asumió la dirección del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI) y desde entonces se muda a la ciudad entre enero y febrero. Su visión cosmopolita explica el nuevo carácter del festival, cuyas 52 ediciones lo convierten en el más antiguo de América Latina. Este año se inauguró ayer con la proyección de la película colombiana Chocó, de Jhonny Hendrix Hinestroza, y se clausurará el 29 de febrero con La chispa de la vida, de Álex de la Iglesia. siete días en los que habrá una actividad intensa que se resume en 204 proyecciones y 113 películas y el programa Cine en los barrios.

"Antes de ser directora, ya fui programadora del festival y había tenido la experiencia de encontrar solo a tres personas en una sala, todas del jurado", recuerda Wagenberg, quien no solo quiso revertir esa imagen, sino generar una curiosidad nueva por todos los géneros cinematográficos. ¿Que los documentales no convocan gente? "El año pasado hicimos muestras diarias a las 2 de la tarde en el Centro de Convenciones, que tiene un aforo para 1500 personas. A pesar del calor, todas las funciones se llenaron porque fueron gratuitas y nos dimos cuenta de que ahí había algo".

Una de las críticas recurrentes a los festivales culturales que tienen lugar en Cartagena de Indias es que están pensados para gente adinerada y olvidan el inmenso cinturón de miseria que hay más allá de la ciudad amurallada. En eso el FICCI es excepcional. Wagenberg y su equipo entablaron intensas negociaciones con seis salas de cine, el ya mencionado Centro de Convenciones y el Teatro Adolfo Mejía para garantizar que todas las proyecciones fueran gratuitas, salvo la inauguración y la clausura. No solo eso: con la programación de 'Cine en los barrios', el Festival llega a 150 comunidades de escasos recursos e incluso plantean el ejercicio inverso en 'De los barrios al cine', donde cientos de cartageneros viajarán al centro histórico de la ciudad para ver películas.

El FICCI de este año será más incluyente que nunca, pero las ambiciones empiezan en la programación, que se divide en 12 películas en la Competencia Oficial Ficción, 13 en Documental, 20 en Cortometraje y 13 en Colombia al 100%, dedicada al cine local. Todos en pos del premio, de una India Catalina. "Reestructuramos lo que ya se venía haciendo porque el potencial de crecimiento del Festival está ligado al crecimiento del cine nacional. El cine colombiano está pasando por una época de renovación y, en la medida en que el Festival se monte en esa ola, vamos a volar bien alto. Podemos convertirnos en el mejor lugar para lanzar películas a nivel latinoamericano", asegura Wagenberg para dejar claras sus ambiciones.

Haber recibido 560 postulaciones habla del interés que genera el FICCI, pero también la notable lista de invitados, que incluye a los actores Gael García Bernal y Rodrigo Santoro, a los directores Héctor Babenco, Álex de la Iglesia y Claire Denise, y al escritor Robert McKee. Para la directora del Festival, las películas son lo fundamental y todos los invitados están estrechamente relacionados con la programación: "Me gusta traer a personas como Claire Denise, que tiene un interés genuino por América Latina".

A diferencia de ediciones anteriores en las que se invitaba a un país para rendir homenaje a su cinematografía, este año los organizadores decidieron cambiar la premisa y el gran tributo será para Isabella Rossellini, "una artista que siempre ha tenido la voluntad de tomar roles comprometidos y trabajar con directores poco convencionales", en palabras de Wagenberg. Varios de sus papeles más importantes serán proyectados (Blue Velvet, The Saddest Music In the World y Fearless), pero también habrá espacio para su trabajo como directora de Animals Distract Me, Green Porno y Seduce Me.

Fuera de competencia, la sección 'Gemas' agrupa 12 filmes que vienen precedidos por aplausos y polémicas en otros festivales. En Cartagena estarán Shame, de Steve McQueen (con el inquietante rol de Michael Fassbender como protagonista), Pina, de Wim Wenders, El niño de la bicicleta, de los hermanos Dardenne, Una separación, de Asghar Farhadi, entre otras. Además, el Festival de Cine de San Sebastián fue invitado a proyectar los últimos diez ganadores de la Concha de oro, una iniciativa para estrechar aún más los nexos entre ese evento y América Latina. Para Wagenber, el camino es uno: "Solo abriéndole las puertas a su ciudad, el Festival de Cine de Cartagena podrá ganar una posición aún más importante en el mundo".

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana