CRÍTICA

Esos fantasmas victorianos

“Pronto se me heló la sangre en las venas al sentir que una mano se posaba sobre mi hombro. (…). Como si hubiera brotado de la tierra o hubiese caído del cielo (…) se erguía la figura de una solitaria mujer envuelta en vestiduras blancas”. La dama de blanco, Wilkie Collins, 1869. “Cuando partimos, la multitud alrededor de la puerta de la posada (…) comenzó a hacer el signo de la cruz y dirigían dos dedos hacia mí”. Drácula, Bram Stoker, 1897. “No está ahí, querida niñita, nadie está ahí, y usted nada ve, querida. ¿Cómo podría estar ahí la pobre señorita Jessel… si la pobre señorita Jessel está muerta y enterrada?”. Otra vuelta de tuerca, Henry James, 1898. Míticas novelas de terror ambientadas en las islas británicas. Tres pasajes que bien podrían formar parte de La mujer de negro, de espíritu y escenarios semejantes, aunque escrita en 1983 por Susan Hill. ¿Herencia verdadera, eficaz cóctel de referencias, simple pastiche? Un poco de todo. En La mujer de negro, película de 2012, producida por la nueva Hammer, casi todo suena a visto y oído, sobre todo tras decenas de éxitos inspirados en los márgenes gótico-victorianos, de Los otros a El orfanato. Y, sin embargo, a pesar de un epílogo más truculento que lógico y a una noche de terror demasiado larga, también huele a verdadera: porque la recreación es excelente, porque los rostros delatan autenticidad, porque hay tres o cuatro momentos en que el vello se eriza.

LA MUJER DE NEGRO

Dirección: James Watkins.

Intépretes: Daniel Radcliffe, Ciarán Hinds, Janet McTeer, Tim McMullan, Liz White.

Género: terror.

Reino Unido, 2012.

Duración: 95 minutos.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Los chicos malos de Atenas

La Syriza de Alexis Tsipras confirma con su entrada en escena que la renegociación de la deuda griega ya no es un tabú

La torre fantasma (o la desaparición del Estado griego)

Un edificio público abandonado acoge un albergue gestionado por un particular

‘Hari’ no hace prisioneros

Un solo error en la apertura puede bastar para ser inmortalizado con un castigo espectacular y fulminante Como en esta bella partida

EL PAÍS RECOMIENDA

Tres maneras de afrontar el conflicto ciencia-religión

Uno de cada cinco en EE UU valora la ciencia, pero rechaza el Big Bang

Alex de la Iglesia se lleva de vuelta al cine a Raphael

‘Mi gran noche’ supone la vuelta del cantante a la gran pantalla

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana