Vida y obra de Liniers

El historietista argentino, caracterizado por su peculiar e irónico sentido del humor, publica libro.

Esta tarde responde en un chat a los lectores de EL PAÍS.

¿Qué surge antes, el dibujo o el texto? La respuesta a las historias de Liniers quizás pueda encontrarse en sus propias viñetas. Cuando habla de sí mismo, el dibujante se trasforma en un conejo. En una de las viñetas, incluida en Macanudo número 7, que acaba de editar Reservoir books, su personaje, todo orejas y gafas, trabaja en un folio, oculto en una esquina. El texto sugiere que “dibuja sin pensar” y entra en imagen uno de sus simpáticos duendes. De su gorro de rayas y pompa, cuelga otro espíritu fantástico y otro y otro más, así hasta salirse de la viñeta. O sea que primero dibuja y después piensa. El recuadro se cierra con otra imagen del conejo pensando: “¿Y esto? ¿cómo hago un chiste con esto?”. No hace falta ni más argumento ni nuevas palabras. Historia concluida. Verdad, oportunidad, sugerencia, inspiración… Cada viñeta de Liniers sugiere un estado de humor diferente. Y los encuentra de todo tipo: puede ser tierno, sagaz, irónico, inteligente, abstracto, lineal. Su vida personal y sus propias vivencias forman parte de su trabajo. Cualquier anécdota vale para sacarle punta. Así, de su experiencia con el músico Kevin Johansen, con el que realizó una gira, en la que iba dibujando lo que le sugerían sus canciones y sus imágenes se proyectaban en una pantalla, surge una curiosa anécdota del día en que el músico le pidió que invirtieran los papeles.

En alguna entrevista, Liniers ha contado que se dedicó al dibujo por la influencia del cine y que entonces, cuando era niño, no encontraba tantas imágenes para reproducir como ahora y que había que buscarse la vida. Ahora, Ricardo Liniers Siri (Buenos Aires, 1973) trabaja con tantos personajes diferentes como se supone que le embargan cambios de humor. Y los tiene de diferente condición. Un ejemplo: se imaginan qué cosas puede aportar un tipo apodado “Conceptual incomprensible”, con cuerpo de zanahoria y nariz de Pinocho. Pues eso. Está también el misterioso hombre de negro, Enriqueta y su gato Fellini, Alfio, Martineto y su amigo imaginario Olga, Oliverio la aceituna o José Luis el infeliz, solito en su alargado sofá pero con 2.432 amigos en Myspace.

Las palabras del dibujante y director de cine Johann Sfar: “A fin de cuentas, el dibujo me ayuda a comprender mejor las cosas”, abren el séptimo volumen de Macanudo en el que recopila las historietas publicadas en el diario La nación donde colabora desde hace años. Esa máxima bien puede aplicársele a él y a nosotros sus lectores. Al margen de las tiras en el periódico, el dibujante ha ilustrado también recientemente para la editorial Takatuka Soñadores, una de las canciones del último disco de Albert Pla. Como aclaración para los que no conozcan la música de Pla, capaz de convertir una violación en un acto poético, añadir que se trata de un cuento precioso: en la escuela de los soñadores, perdida allá en medio del Montseny, solo estudian los niños que sueñan despiertos, como Joana, que soñaba que nunca le pegaba o Roser que soñaba que su madre nunca la reñía…. ¿El resultado? Pla y Liniers parecen dos almas gemelas.

Liniers, recién llegado a Buenos Aires tras sus vacaciones veraniegas, contestará hoy a las preguntas de los lectores en una entrevista digital.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana