Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cienfuegos justifica con cifras su gestión del Festival de Gijón

El exdirector del certamen, destituido ayer por el Ayuntamiento de la ciudad, evita valorar el posible carácter político de la decisión

Un balance económico y de asistencia de la última edición del Festival de Cine de Gijón es lo que ha ofrecido hoy mediante un comunicado [el texto en pdf] su ya exdirector, José Luis Cienfuegos, quien fue destituido ayer de su cargo por el organizador de la cita, el Ayuntamiento de Gijón (del partido Foro Asturias) sin más explicaciones por parte del consistorio más allá de la necesidad de "un cambio de rumbo" para prestar más atención al mercado audiovisual asturiano. La despedida de Cienfuegos es una declaración, "que es la única que debe considerarse como expresada públicamente".

En ella, Cienfuegos evita entrar en las posibles motivaciones políticas de su salida tras 16 años al frente del certamen, pero ofrece un balance tan "estrepitosamente" favorable que hace más difícil la justificación de su relevo.

"En el capítulo económico, el balance es elocuente: más ingresos de los previstos, menos gastos. En el capítulo de la repercusión social, el único indicador objetivo que puedo ofrecer es el referido a la asistencia de espectadores a las salas. Un año más, hemos repetido la línea ascendente de número de espectadores, con incremento de un 10% respecto a la edición del año 2010. En números, este crecimiento se traduce en más de 75.000 espectadores, de los cuales más de 55.000 se contabilizaron en cines. Puesto que estas cifras coinciden con el final de mi trayectoria en el FICXixón, debe saberse que cuando accedí a la dirección del certamen en 1995, el número de espectadores apenas superaba los 10.000", señala el comunicado.

Cienfuegos recuerda que el festival "no siempre estuvo ahí", en referencia a la reputación nacional e internacional de la que goza el certamen. "Esto quiero que quede muy claro, pues es mi reivindicación y reconocimiento personal y público del esfuerzo y dedicación profesional de mi equipo y de todas las personas que lo integraron".

El nuevo director del festival, Nacho Carballo, declaró ayer a EL PAÍS que su intención es que la cita no pierda "ni un ápice" de su carácter independiente e innovador al tiempo que pidió que Cienfuegos fuera leal al festival, siguiendo el ejemplo de otros exdirectores de certámenes similares.

Esta noche a las 21.00 horas se celebró una concentración en Gijón (secundada por centenares de personas) en protesta por "el ataque y derribo a los eventos culturales importantes" llevados a cabo por Foro Asturias, el partido de Francisco Álvarez-Cascos, presidente del Principado. Así mismo hay una campaña en Internet en protesta por la destitución de Cienfuegos. En los últimos meses el Centro Niemeyer de Avilés ha cambiado de gestor y las condiciones de celebración de la Semana Negra de Gijón están siendo revisadas. La salida de Cienfuegos del FICXixón es el último capítulo de esta dinámica de medidas.