Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fotografiado el submarino nazi hundido en Calp por los ingleses

Una fundación de Campello capta el pecio por primera vez del modelo U77 bombardeado en 1943

Casi 69 años después de que un ataque de la aviación británica hundiera un submarino alemán en aguas de Calp (Alicante) durante la Segunda Guerra Mundial, buceadores de la Fundación Greenwich han logrado realizar las primeras fotografías de este buque de inmersión germano.

Aunque no han trascendido públicamente las coordenadas del lecho marino donde este submarino reposa, el lugar es conocido por los pescadores de Calpe, pues en más de una ocasión sus redes se han quedado enganchadas en el casco de este navío sumergible.

Además, según la información facilitada por la Fundación, se trata de una zona de paso de grandes mercantes por el Mediterráneo.

"Por fin, por fin lo hemos conseguido", han manifestado desde esta entidad, con sede en El Campello (Alicante) y dedicada sin ánimo de lucro a la investigación subacuática con fines científicos, históricos y culturaes.

La inmersión y el trabajo fotográfico "ha sido enormemente costoso", no sólo a la hora de preparar el buceo sino también a nivel administrativo y de seguridad.

El responsable del proyecto, Juan José Rodes, ha explicado a EFE que el submarino, que se encuentra a 85 metros de profundidad, ha sido fotografiado e identificado "por fin", según ha reiterado, después de numerosos intentos.

Rodes ha reiterado que la labor sólo ha consistido en identificar y fotografiar el submarino. "No hemos realizado un trabajo de arqueología submarina, pues ni siquiera hemos tocado su casco", ha precisado.

Las citadas fuentes han relatado que el submarino alemán, modelo U77, fue avistado y atacado el 28 de marzo de 1943 por un avión perteneciente al 48 escuadrón británico con base en Gibraltar. Aunque logró averiarlo parcialmente, el submarino se sumergió, por lo que el avión solicitó ayuda a un segundo, un Lokheed A-28 Hanson, que localizó al U77 en la superficie a unas 30 millas al noroeste del primer ataque.

Tras más de una hora de hostigamiento, este segundo avión lanzó cuatro cargas de profundidad que cayeron a menos de cinco metros del sumergible, según consta en el informe redactado por el oficial de vuelo y del que se hacen eco las fuentes de la Fundación.

Horas después, y entrada la noche, el comandante del U77 ordenó la evacuación del mismo, bien a través de balsas de salvamento o a nado. De los cerca de veinte marineros que afortunadamente alcanzaron y se agarraron a una de las balsas, sólo nueve pudieron sobrevivir merced a la ayuda que recibieron a primeras horas de la mañana del día siguiente por un pesquero calpino.

Al parecer, más de una treintena de marineros del U77 falleció por hipotermia.

La Fundación Greenwich ha anunciado, a través de un comunicado, que prepara "un completo documental" sobre este hecho.