Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Principado de Asturias gestionará el Niemeyer

El Gobierno de Cascos culpa a la alcaldesa de Avilés de romper las negociaciones.- En el primer trimestre de 2012 la sociedad pública Recrea desarrollará una programación cultural para el centro

El Centro Cultural Oscar Niemeyer, hasta ahora gestionado por la fundación del mismo nombre, dependerá desde el próximo jueves del Gobierno del Principado por falta de acuerdo con la alcaldesa de Avilés y vicepresidenta de dicha fundación, Pilar Valera. Según el consejero de Cultura del Gobierno asturiano, Emilio Marcos Vallaure, la negociación mantenida en las últimas horas con Valera estaba prácticamente cerrada con un acuerdo en torno a la composición del patronato y a la representación de cada socio fundador, pero la alcaldesa rompió la negociación después de que el Gobierno regional exigiera auditar previamente la situación económica de la fundación.

Vallaure ha admitido que, desde que se inició la polémica con los gestores del centro, el Ejecutivo tenía un "plan B" consistente en asumir la gestión del complejo y de su programación cultural a través de la sociedad pública Recrea, responsable de otros equipamientos culturales dependientes del Principado. A pesar de que la fundación cuenta con la propiedad intelectual del proyecto, el Gobierno está obligado en este caso a cambiar la denominación del centro.

Vallaure ha señalado que, a lo largo de las conversaciones de las últimas horas, Valera fue desvelando algunos datos sobre la situación económica del centro desconocidos hasta ahora por el Gobierno del Principado, que invirtió 43 millones en su construcción y que aporta la mayor parte de los fondos para su mantenimiento y sus actividades. Entre esos datos figuran la solicitud de un crédito de 800.000 euros a Cajastur avalado por las aportaciones futuras de la entidad financiera, con lo que el Niemeyer, ha asegurado, dispuso este año de fondos por importe de 3,4 millones de euros y, a pesar de ello, "no ha pagado ni la luz", por lo que, ha ironizado, su reapertura a cargo del Principado podría tener que hacerse "con velas".

Según el consejero, el Gobierno regional aspira a que la gestión del centro se realice con la máxima transparencia, ya que se nutre fundamentalmente de fondos públicos, y no puede validar "gastos que desconoce" ni aumentar su participación en el patronato hasta el 41 por ciento de la representación, tal y como se había pactado, sin que una auditoría externa refleje previamente su situación real. Vallaure, que ha dicho sentirse apenado por la falta de acuerdo, ha incidido en que también había habido acuerdo sobre el periodo de cesión del complejo a la fundación, siete años frente a los 50 previstos por el anterior Gobierno regional.

Así, ha subrayado que, frente a la postura de la alcaldesa de Avilés, la prioridad del Principado es el propio centro cultural construido a orillas de la ría de Avilés, y no tanto la fundación constituida en 2007 para gestionarlo, que es a su juicio un mero instrumento para desarrollar su programación. Ha garantizado que en el primer trimestre de 2012, o incluso antes, la sociedad Recrea desarrollará una programación cultural para el centro, y ha subrayado que el Ejecutivo habría incurrido "en una grave irresponsablidad" si hubiera aceptado aumentar su representatividad en el patronato sin conocer todos los datos "que se han ido facilitando con cuentagotas".

Así, ha reiterado las acusaciones de irregularidades detectadas en la gestión en cuestiones como la ausencia de justificantes para las subvenciones concedidas por el Principado y ha lamentado que la ruptura se produjera por la negativa a una auditoría "a la que en un Estado de derecho no puede negarse quien no tiene nada que ocultar".