Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ministra se va 'de gira' tras el fiasco de la 'ley Sinde'

La titular de Cultura visita esta semana México, Nueva York y Moscú.- Las posibilidades de que el reglamento de la 'ley antidescargas' se apruebe en el último Consejo de Ministros son remotas

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha decidido poner tierra de por medio tras el fiasco que ha supuesto que la llamada ley antidescargas, que permite el cierre de páginas web que sirvan sin autorización contenidos sujetos a derechos de autor, se haya quedado en el cajón al no haberse aprobado el reglamento que la desarrolla. La titular de Cultura ha emprendido una gira que la llevará esta semana a México, Nueva York y Moscú con actos e inauguraciones de su departamento.

En la primera escala de esta gira, la ministra asiste en México a la inauguración del coloquio internacional Félix Candela: vida, obra, legado, en la Facultad de Arquitectura de la UNAM: posteriormente, visitará, en el Palacio Nacional el montaje de la exposición Tesoros de los Palacios Reales de España, aunque el plato fuerte de su visita a la capital azteca es la inauguración de la Casa Buñuel.

El miércoles, día 7, viaja a Nueva York para asistir a la cena organizada por la Cámara de Comercio de España y Estados Unidos. Al día siguiente, inaugurará en el Queen Sofía Spanish Institute la exposición Joaquín Sorolla and the Glory of Spanish Dress que, bajo la dirección del modisto Oscar de la Renta propone una paseo por la indumentaria plasmada en los lienzos del pintor valenciano.

Ya el viernes, día 9, la ministra viaja a Moscú para asistir a la clausura del programa Año Dual España-Rusia 201 del Ministerio con la representación en el teatro Bolshoi de Dualia y La Leyenda por el Ballet Nacional de España.

Este viernes no habrá la habitual reunión del Consejo de Ministros que se ha suspendido, como tantas otras actividades oficiales, por el acueducto de las festividades del día de la Constitución y La Inmaculada. Esta circunstancia hace que la última reunión del gabinete del actual Gobierno en funciones sea la del próximo día 16. Esta será la última oportunidad que tendrá la ministra de forzar la aprobación del reglamento que desarrolla la ley, tras haber sido pospuesto en la anterior reunión del pasado día 2.

Sin embargo, esta posibilidad se antoja remota. La fuerte oposición del ámbito de Moncloa y, sobre todo, la rebelión interna que ha provocado este proyecto en la cúpula del PSOE, en pleno proceso de reestructuración de cara al congreso de febrero, hacen casi inviable que la ministra se salga con la suya y permita que sea operativa la ley que lleva su apellido y que se fijó como principal meta de su mandato.