Maite Carranza, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil

La escritora catalana logra el galardón por su obra en catalán 'Paraules emmetzinades' ('Palabras envenenadas').- El libro es la primera novela para jóvenes que trata de forma abierta el tema de los abusos sexuales infantiles

LOURDES MORGADES Barcelona 18 NOV 2011 - 13:50 CET

La escritora catalana Maite Carranza (Barcelona, 1958) ha ganado el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2011 por su obra en catalán Paraules emmetzinades (Palabras envenenadas, Edebé), la primera novela para jóvenes que trata de una manera abierta y clara, aunque sin recrearse, el tema de los abusos sexuales infantiles. El galardón, dotado con 20.000 euros y concedido por el Ministerio de Cultura, se entrega para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2010.

Carranza debutó en el mundo de la literatura hace 25 años con la novela ¡Toma castaña! , que le valió el premio de la Crítica Serra d'Or, que también ha ganado por Paraules emmetzinades. "La concesión ahora del Premio Nacional supone la guinda perfecta de este cuarto de siglo de dedicación a la literatura", afirma risueña por teléfono la escritora, autora de una cuarentena de títulos entre los que figura todo un best-seller de la literatura juvenil del género de la fantasy: la Trilogía de las Brujas, traducida a una veintena de idiomas e integrada por El clan de la loba, El desierto de hielo y La maldición de Odi.

El caso de Natascha Kampusch, la chica austriaca cautiva durante ocho años por un hombre en un zulo, fue el que en 2006, cuando se hizo público, sirvió a Carranza como acicate para escribir la novela. "Quería hablar del maltrato, del abuso sexual; del maltrato de los hombres contra las mujeres", explica. Primero pensó hacer el guión de un telefilme sobre el tema, pero finalmente optó por convertirlo en una novela para jóvenes. "A diferencia de un telefilme, que se pasa una sola vez por televisión, los libros juveniles e infantiles tienen una larga vida; pueden ser leídos por múltiples generaciones".

La novela, traducida del catalán a todas las lenguas oficiales de España, narra en un solo día la historia de la misteriosa desaparición de la joven Bárbara Molina cuando tenía 15 años a través de diversos personajes -la propia víctima, su padre, la madre, una amiga y el policía que investiga el caso de su misteriosa desaparición-. Cautiva en un escondite durante cuatro años y dada por muerta, Bárbara es sometida a maltratos y abusos sexuales por alguien que afirma quererla. "Mi voluntad era dejar claro que el abuso sexual es la forma más completa de posesión de un niño o una niña y que el abusador, además, destruye la autoestima y la personalidad de la víctima", cuenta la escritora.

Pese a que decidió convertir el tema en una novela juvenil, inicialmente no tenía claro que el libro fuera adecuado para los lectores jóvenes. "Decidí que no sería una novela para adultos, porque era el camino para que los jóvenes no la leyeran. Quería dirigirme a ellos para que la obra les sirviera de alerta. Aposté por no herir sensibilidades, por no radiografiar los abusos desde un primer plano. Lo que abordo en el libro son las consecuencias devastadoras y el sufrimiento por el que pasan los que son sometidos a abusos sin detallar en ningún momento la agresión".

Maite Carranza ha centrado su carrera literaria en la literatura infantil y juvenil. Su primera incursión en el campo de la literatura para adultos fue la novela Sin invierno, publicada por Planeta en 1999. "Justo acabo de escribir una nueva novela para adultos. La estoy revisando", cuenta la escritora, quien asegura que es el tema el que le dicta para qué tipo de público debe escribir sus obras literarias. En 1992 se adentró además en el mundo de la televisión como guionista de exitosos culebrones de TV-3 como Poble Nou, Secrets de família (Secretos de familia) o Nissaga de poder (Saga de poder).

El Jurado del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil de 2011 ha estado formado por Rosario Álvarez, designada por la Real Academia Gallega; Itziar Zubizarreta, por la Real Academia de la Lengua Vasca; Lidia Pons, por el Instituto de Estudios Catalanes; Ramón Nicolás, por la Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (OEPLI); Gemma Lluch, por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE); Antonio Hernández, por la Asociación Colegial de Escritores (ACE); Amaya Corral, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE); Gracia Iglesias, por la Ministra de Cultura; y los galardonados en las ediciones de 2009 y 2010, Alfredo Gómez Cerdá y Eliacer Cansino Macías. Ha actuado como presidente el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, y como vicepresidenta la subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras, Mónica Fernández.

Otras noticias

La escritora catalana Maite Carranza. / CARLES RIBAS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana