Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Mortadelo y Filemón, agencia (digital) de información

Los personajes más populares del tebeo dan el salto a Internet.-Su última historieta se puede descargar desde hoy mismo en el iPad o en el iPhone a mitad de precio que el ejemplar de papel

Los delirantes disfraces de Mortadelo y el nulo olfato para la investigación de su compañero Filemón asaltan Internet, un universo donde les esperan otros grandes nombres del cómic como Supermán, la Patrulla X o el Capitán América. Los dos personajes más populares del tebeo español abren quiosco en la Red y su última aventura, ¡A reciclar se ha dicho! (Ediciones B), se podrá leer y disfrutar a partir de hoy en las pantallas de cualquier ordenador o en dispositivos móviles como el iPad o iPhone.

Francisco Ibáñez, el padre de las criaturas, tiene claro que no renunciará nunca al lápiz y al papel pero confiesa estar "muy ilusionado" con el lanzamiento, que podría servir de puente hacia las nuevas generaciones de lectores que han sustituido el tebeo de antaño por Harry Potter o Gerónimo Stilton. "Será la mejor manera de llegar al lector infantil y juvenil, inmerso en las nuevas tecnologías", asegura el veterano dibujante. "El mercado digital es una realidad que no podíamos seguir ignorando", añade Ernest Folch, director editorial de Ediciones B.

El listón está muy alto. Mortadelo despacha cada año alrededor de 500.000 ejemplares y de los 20 títulos de cómic que más venden actualmente en España, ocho llevan la firma de Ibáñez, según el índice Nielsen. "Las expectativas son buenas. Sabemos que la mejor manera de entrar en este mercado es hacerlo con un autor del prestigio y las ventas de Ibáñez. Si lo hemos hecho es porque sabemos que hay una demanda de leer Mortadelos en este formato", explica Folch.

Los fans de los disparatados sabuesos de la TIA pueden descargar la versión digital de ¡A reciclar se ha dicho! a un precio de 5,99 euros -justo la mitad de lo que cuesta en papel- en la web de Koomic, la primera tienda de cómics digitales en España que trabaja ya con 14 editoriales, con autores como Paco Roca, Cels Piñol o Alfonso Zapico, y cuenta con 4.500 usuarios registrados desde que abrió en abril con la intención de convertirse en un referente del sector.

La librería online ofrece varias opciones de compra: descargar el cómic en formato ePub (el más popular) para luego leerlo sin necesidad de estar conectado, un visor flash para ver las viñetas sin salir de la web y, por último, una aplicación gratuita de la propia Koomic para la lectura en los dispositivos de Apple (iPad, iPhone y iPod Touch).

La oferta de tebeos de Mortadelo en Koomic se irá ampliando de aquí a abril del año próximo a razón de un álbum al mes. El precio para los libros que no sean novedad será un poco más ajustado: 3,99 euros. Aunque el precio lo marca la propia editorial, Jordi Coll, editor digital de Esdecomic, la empresa que gestiona Koomic, opina: "Es cierto que es más caro que otros tebeos que ofertamos en nuestra tienda, pero también es verdad que las historietas de Mortadelo tienen un coste mayor en papel". "El mercado en España todavía es muy incipiente. Estamos en una etapa de posicionamiento y de dar a conocer nuestros contenidos. Cuando la situación madure, los precios bajarán más", replica Folch desde Ediciones B.

"Hacía mucho tiempo que se esperaba a Mortadelo en Internet. Estamos convencidos de que va a alcanzar rápidamente los primeros puestos de ventas", comenta Coll, adicto confeso a las disparatadas ocurrencias de los personajes de Ibáñez. Otro seguidor incondicional de los clásicos de la historieta española, Javier Mesón, autor del blog El coleccionista de tebeos, comparte este entusiasmo y anima a Ediciones B a que desempolve otros personajes carismáticos como Superlópez y les conceda el mismo barniz digital. Además, este bloguero cree que Internet puede garantizar la supervivencia de nombres no tan conocidos para el gran público y apostar por nuevos talentos que no tienen una salida en papel. "Paradójicamente, estamos viendo casos como los de Miau, del dibujante José Miguel Fonollosa, o las tiras de El joven Lovecraft, de los mallorquines José Oliver y Bartolo Torres, que han recorrido el camino inverso: empezaron autoeditándose y, tras el éxito en la Red, ahora aterrizan en papel".

Los superhéroes marcan tendencia

El modelo a seguir, en cualquier caso, es el de factorías como Marvel y su competidora DC, que han logrado que sus clásicos superhéroes no marchiten en Estados Unidos gracias al boom del iPad y otras tabletas digitales. Su éxito ha sido rotundo, con cuotas de mercado del 30% para algunas editoriales, y ha logrado resucitar una industria que parecía moribunda. Este renacimiento del comic es lo que se quiere trasladar ahora al mercado español, aunque son escenarios muy distintos. El lector estadounidense puede acceder a novedades a precios muy bajos o incluso gratis, mientras que en España hay que pagar más y hay menos donde elegir. Aquí los tebeos siguen siendo algo marginal: apenas el 2,6% del mercado, según datos de la Federación de Gremios de Editores de España. Aunque las posibilidades de las nuevas pantallas han hecho que los editores de cómic hayan apostado con más fuerza por el nuevo modelo -en el 94% de los casos, tienen un proyecto digital en curso- que otros sectores de la edición tradicionalmente más conservadores.

En esta nueva etapa, los intrépidos Mortadelo y Filemon también tendrán que afrontar la embestida del maléfico Doctor Sparrow (la piratería), que en la literatura ha hecho estragos como antes en el cine y la música. De hecho, según datos del Observatorio de piratería y hábitos de consumo, un 43% de todos los títulos que se consumen en España son ilícitos. La piratería "es solo un problema cuando no hay oferta y los precios son altos", opina Folch. Pagar por un cómic digital "te garantiza el máximo nivel de calidad, la lectura viñeta a viñeta, ampliar los dibujos y no conformarse con imágenes encadenadas en formato jpg cuya calidad siempre es un misterio", añade Jordi Coll. Lo que hoy se estrena en Internet es el primer cómic digital original de Mortadelo y Filemón. Versiones no autorizadas hay muchas (incluso una en inglés para iPad).