Querétaro, la palabra más bonita del español

Este nombre de ciudad mexicana ha sido elegido como la palabra favorita el día en el que el idioma español está siendo homenajeado en todo el mundo

PAULA ESCALADA MEDRANO Madrid 18 JUN 2011 - 12:41 CET
¿Cuál es tu palabra preferida del español? Coméntalo en Eskup

Ni sentimiento, ni gracias, ni flamenco, ni alegría. La palabra más bonita del español ni siquiera viene en el diccionario de la Real Academia. Querétaro, cuatro sílabas que juntas forman un vocablo desconocido para muchos que no es más que el nombre de una ciudad mexicana. Significa "isla de las salamandras azules", fue propuesta por el actor Gael García Bernal y es la que más votos ha obtenido de entre las más de treinta propuestas que personalidades de habla hispana le hicieron al Instituto Cervantes.

Tras un mes de votación en la que 33.000 personas han elegido por Internet su palabra favorita, la ganadora se ha conocido hoy en el Día E, la fiesta en la que el español está siendo homenajeado en todo el mundo. Los 78 centros Cervantes repartidos por el globo distribuidos en 44 países están abiertos hoy al público y celebran diversas actividades culturales. Esta es la tercera cita de un proyecto del Instituto Cervantes para difundir la cultura en español en los cinco continentes.

La celebración ha comenzado con el lanzamiento de la tradicional Lluvia de palabras (una suelta de globos con palabras escritas) desde todos los centros en el extranjero a las 11 de la mañana (hora local de cada país) y se prolonga a lo largo del día con un completo programa de actividades culturales para todos los públicos.

Uno de los primeros centros en comenzar los festejos ha sido el de Pekín y lo ha hecho por todo lo alto, con la visita del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, que ha dado a los estudiantes chinos de español la bienvenida a "una familia muy numerosa repartida por el mundo".

"Me alegro mucho de que haya tantos estudiantes de español en China y de que esta lengua atraiga la curiosidad, el interés de las nuevas generaciones de chinos", señaló Vargas Llosa. En este país, el interés por el español crece año tras año. El centro de Pekín cuenta ya con cerca de 20.000 alumnos y duplica cada curso su número de matrículas.

En Madrid, Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes, ha inaugurado la jornada acompañada de la Premio Cervantes, Ana María Matute y la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, que en su discurso ha hecho un homenaje a escritores como Julio Cortázar, Borges o Quevedo.

"Es una fiesta que compartimos toda la comunidad hispanohablante en el mundo, algo muy hermoso para festejar y mostrar la gran cultura que atesora nuestra lengua, la riqueza de los pueblos, y el potencial que encierra las comunidades que lo hablan. El español no tiene dueño es de todos los que lo hablamos", ha dicho Caffarel. La céntrica calle Alcalá se ha llenado de música y de baile y los más pequeños están disfrutando de actividades como "pintando palabras", donde son maquillados con su palabra favorita.

Algunos de los actos que se van a celebrar a lo largo del día son un concurso de acentos en Túnez, un concierto de las cantantes Julieta Venegas y Natalia Lafourcade en Burdeos, una conversación poética con Silvio Rodríguez en Berlín o un encuentro con el escritor cubano Reinaldo Montero en Atenas.

El Día E celebra la riqueza de una lengua hablada por 500 millones de personas, aunque su uso no se limita a los 21 países de los que es lengua oficial. De hecho, según datos del Instituto Cervantes, el español es la segunda lengua más estudiada del mundo. El número de estudiantes de español como lengua segunda y extranjera sobrepasó los 20 millones en 2010.

En la Unión Europea (sin contar con España), cerca de 30 millones de personas hablan nuestro idioma con algún grado de competencia. En Brasil, la nación con mayor número de centros del Instituto Cervantes, nueve, unos 5,5 millones de jóvenes podrían mantener una conversación en español. Estados Unidos, que cuenta con casi 40 millones de hispanohablantes, se estima que en el 2050 será el primer país hispanohablante del mundo.

Querétaro, mágica 25 años después

Sólo es una casualidad, pero resulta bastante curiosa. Para los españoles aficionados al fútbol que superan la treintena, Querétaro es también una palabra mágica. En una ciudad mexicana del mismo nombre la selección española se enfrentó en octavos de final del Mundial 86 a la de Dinamarca. Los daneses, que contaban en sus filas con Jesper Olsen, Morten Olsen y un jovencísimo Michael Laudrup eran favoritos. Pero ese día tocaba milagro. Millones de españoles trasnocharon para ver asombrados cómo el equipo, que por aquel entonces no tenía a su afición acostumbrada a las alegrías de los últimos años, machaba a su rival por 5-1 con cuatro goles de un inspiradísimo Butragueño. Los jugadores -Zubizarreta, Julio Alberto, Camacho, Goikoetxea, Tomás Reñones, Calderé, Víctor Muñoz, Míchel, Gallego, Butragueño y Julio Salinas- fueron bautizados por la prensa como "los héroes de Querétaro". El delantero del Real Madrid se situó ese día además como máximo goleador del Mundial, con cinco tantos, aunque al final el pichichi sería el inglés Gary Lineker.

Cuatro días después Bélgica mandó al equipo de Miguel Muñoz a casa tras la tanda de penalties. Pero esa es otra historia, la de siempre por aquel entonces.

¿Qué dónde está la casualidad? Que dicho partido se jugó hace exactamente un cuarto de siglo, un 18 de junio de 1986. Y justo 25 años después esa palabra, Querétaro, vuelve a los titulares. Además, por una buena noticia. Ahora dicen que es la palabra más bonita del español. Pero ya entonces sonaba mágica en los oídos de los aficionados.

Otras noticias

El nobel de literatura peruano Mario Vargas Llosa y su esposa posan con personal del Instituto Cervantes durante la celebración del 'Día E' en Pekín, China. / EFE

Imagen de la lluvia de palabras lanzadas en globo desde la sede central del Instituto Cervantes en Madrid. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana