Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE exige al Gobierno que interrumpa la difusión del Diccionario Biográfico

El grupo parlamentario socialista pide que se cree una comisión científica que revise las entradas en las que se ha detectado una "falta de objetividad"

El grupo parlamentario socialista ha presentado una proposición no de ley en la que exige al Gobierno que interrumpa la difusión en España y el extranjero del Diccionario Biográfico Español hasta que una comisión científica revise las entradas en las que se ha detectado una "falta de objetividad". La iniciativa del grupo socialista se produce tras la polémica suscitada por algunas de las biografías de esta obra, presentada por la Real Academia de la Historia el pasado 26 de mayo, como la de Francisco Franco, escrita por Luis Suárez, que afirma que el general "montó un régimen autoritario pero no totalitario".

En su proposición, el PSOE pide al Gobierno que exija a la Real Academia de la Historia que proceda a la mejora del diccionario y que, en su caso, rectifique las "imprecisiones e incorrecciones históricas" que aparecen en el mismo. La comisión científica estaría compuesta por historiadores de reconocido prestigio, independientemente de que formaran parte o no de la Real Academia de la Historia, y debería revisar aquellas entradas en las que se detecte una falta de objetividad de los trabajos académicos.

Para el grupo socialista, las incorrecciones detectadas en varios personajes históricos denotan una "insoportable falta de rigurosidad y neutralidad" en los trabajos llevados a cabo por una institución cuyo objetivo final sería aclarar, según la página web de la Academia, "la importante verdad de los sucesos, desterrando las fábulas introducidas por la ignorancia o por la malicia".

6,4 millones en ayudas

El PSOE recuerda que la Real Academia de la Historia firmó un convenio con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para la elaboración de este diccionario en julio de 1999 con el objetivo de llevarlo a cabo en ocho años, labor por la que ha recibido 6,4 millones de euros. El compromiso de la Academia en este convenio, agrega el grupo socialista, "ha sido claramente incumplido con, entre otros, aquellos personajes históricos que participaron directa o indirectamente" en los acontecimientos históricos relacionados con la Guerra Civil.

Por ello, exige que se interrumpa la difusión del citado diccionario mientras no exista un pronunciamiento de la comisión científica. El pasado día 3, el pleno de la Academia de la Historia respaldó el documento de su junta de gobierno y consideró que algunas entradas de este diccionario admiten un "planteamiento historiográfico" diferente que debe ser incorporado "con la mayor celeridad posible". Precisamente mañana está previsto que los diputados de IU Gaspar Llamazares y del PNV Aitor Esteban Bravo pregunten por este asunto respectivamente al ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Ambos diputados pedirán explicaciones sobre las medidas que tiene previsto promover el Gobierno para rectificar estas entradas del diccionario.