Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las 'polaroids' sobre ruedas de Julian Schnabel

El pintor y director neoyorquino presenta en el Centro Niemeyer de Avilés sus fotos hechas con una cámara instantánea de grandes dimensiones colocada sobre neumáticos

Como otros directores de cine, el neoyorquino Julian Schnabel (1951) tiene gran pasión por la fotografía. Le gusta hacer fotos y él, desde 2002, ha orientado esa afición hacia las entrañables polaroids, esas imágenes que tomaron el nombre de la cámara mágica capaz de revelar y positivar en un minuto. Hoy casi nadie hace ya fotos con una cámara Polaroid, pero Schnabel ha utilizado una de los años setenta, de grandes dimensiones -pesa unos 90 kilos-, hecha a mano y aupada sobre ruedas para sus instantáneas. "Solo hay seis cámaras así en todo el mundo", destaca la comisaria de la exposición, Petra Giloy-Hirtz. El resultado de ese trabajo se podrá contemplar desde el 21 de mayo en el Centro Niemeyer de Avilés (Asturias), al que acudirá Schnabel este sábado al acto de presentación.

La comisaria de la exposición señala que cada imagen tomada por Schnabel es "una reliquia del pasado". Y describe el momento de hacer fotos con una Polaroid: "La imagen aparece de la nada ante los ojos del fotógrafo, lentamente". Además, le gustan especialmente estas instantáneas por "su poder estético y su aura emocional".

En las 80 polaroids de la exposición de Schnabel están retratados sus amigos, la familia, así como sus pinturas y esculturas. Schnabel explica en un vídeo colgado en la web del Centro Niemeyer que las reproducciones que se hacían de sus obras artísticas no le gustaban y por ello él mismo puso manos a la cámara. Las fotos de la muestra tienen un formato de 50,8 por 60,9 centímetros y las hay en blanco y negro, color y también retocadas al óleo por el artista.

Entre los retratados están Plácido Domingo, Lou Reed o Mickey Rourke; también hay fotos de las habitaciones del Palazzo Chupi de Nueva York, que él diseño y decoró.

Polifacético

En cuanto a la producción pictórica de este hombre polifacético, comenzó a principios de los ochenta, cuando adquirió popularidad por las que denominó plates paintings. Hoy, sus obras están en las principales pinacotecas del mundo, como el Museo de Arte Moderno y el Metropolitan, en Nueva York; el Guggenheim bilbaíno, el Pompidou parisiense o el Reina Sofía, en Madrid.

En el cine, a Schnabel se le empezó a conocer en España por Antes que anochezca, la película en la que Javier Bardem interpretaba al escritor cubano Reinaldo Arenas y por la que recibió la Copa Volpi al mejor actor en el festival de Venecia de 2000. También destaca en la filmografía de Schnabel La escafandra y la mariposa, de 2007, con la que consiguió el premio al mejor director en Cannes y cuatro nominaciones a los Oscar. Y como este hombre parece atreverse con todo, también ha escrito su autobiografía y ha publicado un disco.