Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlín muestra por primera vez las 'polaroid' de Helmut Newton

La fundación del célebre fotógrafo expondrá a partir de junio unas fotos caracterizadas por "su espontaneidad y rapidez"

El fotógrafo Helmut Newton (Berlín 1920- Los Ángeles 2004) solía tomar imágenes con su cámara Polaroid en los platós de la moda. Decía que le servían de borrador, de prueba, para preparar tomas perfectas. En 1992 publicó un libro, Pola Woman, en el que aparecían esas instantáneas. La publicación causó cierta controversia. Muchos criticaron el libro y las fotografiás por no estar suficientemente cuidadas. Él argumentó que eso era "exactamente lo que las hacía excitantes, su espontaneidad, su rapidez".

Por primera vez una exposición dará espacio a 300 polaroid originales del célebre fotógrafo. A partir del próximo 10 de Junio, una exposición de cinco meses en la fundación Helmut Newton de Berlín, permitirá al publico disfrutar de este trabajo menos conocido del maestro.

Una revolución

"La tecnología Polaroid revolucionó la fotografía. Los que la usaron no pueden fácilmente olvidar el olor de la película y la emoción de la imagen instantánea", escribe Matthias Harder, el comisario de la exposición. "Por su peculiaridad", añade, "las Polaroid fueron utilizadas tanto como instrumento para estudios preliminares como medio por sí mismo". Desde que su inventor, Edwin Land, presentó esta nueva tecnología en la Optical Society of America, en 1947, fueron muchos los fotógrafos ilustres que se dejaron llevar por ella. Desde los panoramas a los retratos y autorretratos, pasando por la moda y los desnudos, artistas de todo el mundo trabajaron y trabajan todavía con estas célebres instantáneas.

Lo que hace de las imágenes de Newton un patrimonio precioso son las notas que él mismo tomó en el marco blanco, y que contienen, además de comentarios, informaciones acerca del retratado, el cliente que encargó el trabajo, la fecha y el lugar de la toma. La exposición ofrece además la posibilidad de confrontar en algunos casos las instantáneas con la toma definitiva en gran formato (la mayoría de estas forman parte de la colección permanente de la fundación). "Son una prueba de un acercamiento programático a los materiales de trabajo originales, que posteriormente adquirieron valor artístico", explica Harder. "Particularmente interesante para el espectador de hoy es la estética única de Polaroid, que altera los colores y los contrastes de sus sujetos".

La exposición estará acompañada por un catálogo editado por Taschen con las polaroid y las tomas definitivas.