Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pájaro Sunrise: "Dire Straits me producen un tedio instantáneo y profundo"

Pájaro Sunrise es el alias de Yuri Méndez, un leonés de 30 años que lleva cinco años haciendo realidad el lema de Lovemonk, su discográfica, una idea tan sencilla y modesta como "discos buenos". El 1 de abril publicó el tercero de ellos, Old Goodbyes, un álbum breve, ocho canciones, apenas 29 minutos, de su reconocible pop folk (a veces tirando al country) cantado en inglés, tan delicadas como siempre pero más tristes y reflexivas de lo que es habitual en él. Asegura que es un disco de transición, grabado en directo con la banda de ocho componentes con la que lleva un año recorriendo los bares de Madrid, lo que les ha hecho merecedores del premio de La Noche en Vivo al mejor artista pop del circuito de salas de Madrid. Estas fueron las respuestas de su Audiomatón.

La primera letra que te aprendiste de memoria

Thunder Road, Bruce Springsteen, circa 1992.

La mejor canción para un karaoke

Twistin' the Night Away, de Sam Cooke. Nunca he probado, pero debería funcionar estupendamente.

Esa música que te ayudó a olvidar a esa mujer...

Pongamos que el álbum Palaces de Bart Davenport, aunque no sé cómo exactamente.

La canción que más detestas del mundo.

Cualquiera de Dire Straits; me producen un tedio instantáneo y profundo.

Un tema para justo antes de salir de fiesta por ahí.

You Put a Smell on Me de Matthew Dear. También adecuada para el durante.

http://www.youtube.com/watch?v=sm8kPVSbbS4

La canción que llevas siempre contigo, por si acaso

Post-War, de M. Ward; sirve para todo menos para el catarro de nariz.

La canción / el disco / la letra que me gustaría haber escrito

Slow Education, de Silver Jews; no se me ocurre cómo decir más con menos.

La canción para decirle a alguien que necesitas ayuda

Wolves, de Phosphorescent. Al menos me hace sentir como si él necesitase ayuda. Ayuda seria.

La canción que te hace bailar irremediablemente.

Let's Get Together, de Al Green. El hombre con más groove del universo.

La canción que te hace llorar

San Diego Serenade, de Tom Waits, es la primera que recuerdo.