Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"En mis novelas está lo que no supe vivir"

El escritor italiano Federico Moccia responde a las preguntas enviadas por los lectores de EL PAÍS

De sus novelas se han vendido más de un millón de copias en España. La adaptación cinematográfica de A tres metros sobre el cielo (Planeta) fue la película más taquillera de 2010. Y los candados para prometerse amor eterno (como en uno de sus libros) han llenado los puentes de ciudades como Sevilla y Barcelona (pero también Roma, París y hasta Nueva York). El escritor italiano Federico Moccia se ha convertido desde hace unos años en un fenómeno literario y en un auténtico rey Midas.

Con ocasión de la presentación de Perdona pero quiero casarme contigo, tercera película extraída de las obras de Moccia que se estrena hoy en España, el escritor y director del filme ha estado en Madrid. En el Hotel de las Letras de la Gran Vía madrileña ha contestado a 15 preguntas, seleccionadas de entre todas las enviadas por los lectores de EL PAÍS.

Pregunta (Laura): Hola; he leído todos sus libros menos el último y pienso que Tengo ganas de ti (y sobre todo) y Perdona, pero quiero casarme contigo parece que están escritas para ser llevadas a la gran pantalla. Demasiadas fantasías imposibles para el resto de los mortales (ir a Nueva York, helicoptero,...no quiero dar más detalles pero la lista crecería). ¿No cree que el mundo de la fama y sobre todo su colaboración directa en la adaptación de sus obras al cine condicionan la realización de sus futuras novelas? Opino que está traicionando su esencia original, para que ésta sea vendida al por mayor a un aluvión de adolescentes con más ganas de ver películas protagonizadas por deseados iconos mediáticos, que de realmente leer sus novelas.

Respuesta: Siempre he escrito así porque siempre me ha encantado el cine. Forma parte de mi manera de escribir. Nunca me condiciona una película, me limitaría. Me gusta la libertad que tengo delante de la página blanca, poder pensar en lo que sería natural que hicieran los protagonista. Si pensara en la versión cinematográfica muchas cosas no las haría por pensar que sería difícil rodarlas u obtener las autorizaciones y los permisos apropiados. Hay muchas cosas mucho más sorprendentes en la vida que en mis libros. No sé, hay bodas subacuáticas. Hay cosas que salen en los periódicos y cuando las leo me digo: "si lo hubiera puesto en una película o en uno de mis libros hubieran dicho que soy un exagerado".

P (Olga): Esta claro que el amor nos interesa a todos, prueba de ello es el éxito de sus libros, pero como es posible, en pleno siglo XXI, escribir novela romántica sin caer en los tópicos de siempre y no rayar la cursilería ?

R: Olga, te tienes que preocupar relativamente de esto. Si estás todo el tiempo pendiente de la opinión de los demás, de lo que dirán, no estás libre para contar tu historia. Sin embargo lo mejor es la libertad de hacerlo, no tienes que dejarte condicionar. Yo intento al principio construir bien la personalidad de los personajes para que luego las relaciones entre ellos se desarrollen bien, divirtiendo, emocionando, haciendo gracia, conmoviendo. En fin, uno lo intenta.

P (Ricardo): Hola señor Moccia, dos preguntas. 1_ ¿Por qué siempre escoge sujetos adolescentes, ricos y guapos y solo habla de amor? ¿No cree que la realidad sea otra? 2_ ¿Qué le parece el hecho de que su público sea compuesto sobre todo por quinceañeros? A mí me da la impresión de que usted escribe sobre todo para vender mucho entre ellos...

R: Ricardo, en realidad por ejemplo Carolina se enamora no mira solo a los problemas del amor con 14 años. Están las dificultades de una familia, la falta de trabajo, los problemas entre los padres. Quería contar otros momentos. Es libro agarrado a lo cotidiano. Es muy difícil narrar todas las diversidades de los adolescentes, porque cada uno lo verá de forma distinta, dependiendo también del recorrido que haya tenido en su familia. Solo cuando sales a la calle, vas a las escuelas, a la universidad, se ve la diversidad. Conociendo poco a poco a la gente se entiende la diferencia de extracción social, de las otras culturas, respeto a todo lo que hemos vivido mientras estábamos demasiado encerrados en nuestras casas. Sobre la segunda pregunta, los adolescentes, son más bien ellos que me han escogido como narrador, visto que yo con Alex hablo de los de 40 años y con Niki de los de 20.

P (Amadeu Roberto Garrido de Paula, desde SP, Brasil): ¿Piensa tratar, en cuanto al enfoque literario, el tema de la ancianidad, que ya fue objeto de análisis discursivas de sus conterráneos Cícero y Norberto Bobbio?

R: En Carolina se enamora o en Amor 14 me gustó contar la importancia de los dos abuelos que Carolina veía como un ejemplo. Tal vez volverá a pasar, pero tiene que haber una historia que quiera contar en ese momento. Soy muy instintivo en lo que hago, tengo que sentir una historia para poderla narrar.

P (Crisc): Cuál podría ser la clave para dejar de buscar a un chico tan..."romantico" como los que aparecen en sus novelas? ¿Por qué eligió Roma como escenario principal para las historias de sus personajes, se siente identificado??

R: Hay muchos hombres románticos. Siempre es agradable una sorpresa, ya sea por parte del chico o de la chica. Es un intercambio y me gustan las relaciones generosas, hacer una pequeña cosa que haga sonreír a tu pareja. Considero que se puede ser romántico cuando hay que serlo y luego ser también concreto. Tarde o temprano encontrarás a un chico como los que describo. Ernest Hemingway decía: "Escribe de lo que sabes". Roma es lo que conozco, puedo contarla especialmente bien porque la viví. Me gusta poder dar sugerencias, luego hay muchos españoles que vienen a Roma y usan mis libros como guías, como mapas para ir a comer a un tal sitio a sabiendas de que el autor ya lo ha probado y no te van a timar. Si finalmente es próximo libro es sobre España, habrá lugar españoles. Por esto vengo tan a menudo a documentarme.

P (Amparo García): ¿Qué le parece la adaptación cinematográfica que se ha hecho en España de A tres metros sobre el cielo? ¿Le consultaron para elegir a los actores?

R: Me contactaron para que leyera el guion y lo hice encantado porque me ha gustado mucho como ha trabajado el productor Francisco Ramos y en general el director, que ha hecho un gran trabajo. Me ha encantado el filme. No he tenido la posibilidad de escoger los actores y ha sido justo ya que creo en la capacidad de la gente de hacer su trabajo. Lo único que quería era comprobar que la película respetara el libro. Lo mejor que he visto es que este filme español ha observado mucho el libro. Hay detalles y particularidades del libro que no están en la película italiana y sí en la española. Esto me satisfizo mucho.

P (Julio César): Hola Federico, me gustaría preguntarle, ¿por qué usted pensó en un candado atado a un puente como símbolo del amor dentro de un libro? No cree que la juventud de hoy en día tiene poco compromiso de amor serio por culpa de las circunstancias (desempleo, problemas familiares, etc). ¿Utilizaría algún otro símbolo si viese que la realidad de hoy es tan distinta?

R: El candado lo veo como el acero, el tiempo, la capacidad de la fuerza, el símbolo de coger un candado, cerrarlo y la única llave tirarla al rio como promesa, leyenda de amor. No cuenta cuanto dura, sino el momento, que luego puede llegar a ser hasta para siempre, o por muchos meses o años o días. Lo importante es ese momento y la fuerza de ese símbolo en ese momento. Cuando amas, es estupendo. Es un instante que me gustaría fijar con una fotografía. A veces luego las cosas cambian y de forma equivocada se sigue atados a ese momento, ese contexto, esa historia, esa perfección que sin embargo dependía también de las características de la edad que tenías.

P (Sonia Sierra): ¿Cuánto hay de autobiográfico en sus novelas? Muchas gracias y enhorabuena por el éxito.

R: En mis novelas está todo lo que a veces no supe vivir. Esos momentos que pasaron y en los que me hubiera gustado dar un paso más. Una novela te permite perfeccionar esos momentos de la vida que has dejado pasar, rápidos. Esos instantes en los que hace falta la capacidad de decidir enseguida y decir: "Sí, hagamoslo", y es que a menudo no pasa. La novela te permite volver atrás y hacer la elección acertada. Hay mucho de lo que viví en mis novelas. Hay que ver quien sabe comprender qué me he inventado y qué hice.

P (Jaime Cubas): Salve, primo tutto graccie per il suo lavoro. Varias cuestiones: a) ¿Mantendría alguna obra literaria suya al margen de las adaptaciones cinematográficas? ¿Y de la literatura universal? b) Roma o Lazio C) ¿sabe si se puede comer un buen suppli en Madrid?

R: C) ¿Un suppli rico en Madrid? Me gustaría saberlo. Si te enteras de un sitio bueno, avísame. B) Lazio, que ahora sorprendentemente está haciendo grandes partidos. Me gusta mucho la competición ciudadana con el Roma, que no odio. No soy un hincha extremo ni violento. Hombre, desde luego que cuando juegan el derbi prefiero que gane el Lazio. A) Creo que la obra literaria es totalmente diferente respecto a la cinematográfica y por esto una no excluye la otra. Son formas distintas de contar una historia, como también lo es la obra teatral. Me gusta mucho la idea de contar de forma diferente la misma historia. Es un reto, una curiosidad. No dejaría ninguna obra al margen del cine.

P (Isa): Hola, Federico. Comencé a leerle mucho antes de que estallase el conocido fenómeno Moccia y debo confesar que Perdona si te llamo amor se convirtió en mi libro preferido, con el que además me sentí identificada personalmente. Sin embargo, con el paso del tiempo creo que se está alejando de sus orígenes, por así decirlo y para mi gusto está usted cayendo en los tintes de la comercialidad. ¿Cree que se ha dejado arrastrar por el fenómeno fan (que, si me lo permite, en ciertas ocasiones, tanto está degradando su obra? ¿Cree que el fenómeno Moccia es el nuevo fenómeno Crepúsculo? Muchas gracias por su atención, y pese a las críticas que pueda encontrar en mis palabras, sepa que soy una gran admiradora de sus libros. Un saludo y si se deja caer por Granada, allí nos veremos :)

R: Sabes, Isa, yo Perdona si te llamo amor lo escribí después de Tengo ganas de ti y A tres metros sobre el cielo. Tu los leíste antes pero ya estaban escritos los libros que leíste luego. Es un camino que ocurrió de forma diferente respeto a lo que dices de que estoy cambiando debido a la influencia de mis fan. Escribo porque tengo ganas de contar esa historia, me pongo los papeles de los personajes que describo, en sus diferencias. Caterina, una niña de 14 años, o Babi, Step y Gin, de 19 o Alex y Niki, un hombre de 40 años y una chica de 20. Lo hago de forma instintiva, pasional, sin racionalizar. Espero seguir en contacto contigo y que te gusten mis libros.

P (Elvira Ortuño Martinez, de Murcia): ¡Hola Federico! He visto en Internet que en tu próximo libro la protagonista será española. ¿Puedes adelantarnos algo sobre esa futura historia por favor?

R: Estoy documentándome. Todavía no lo tengo claro. Ha sido calor del público siempre que vengo a España lo que me sugirió elegir a una protagonista española. Espero que sepa escribir un libro justo, divertido y que tenga en cuenta vuestras características.

P (María Jesús): No solo me encantan las historias de sus libros, sino que también adoro el estilo de su escritura. Usted ha sido director de cine, y eso se nota cuando escribe: oraciones cortas, directas y una descripción de escenas como si se posicionara detrás de una cámara de film. En su vida real, ¿ve el mundo también a través de una "cámara"? ¿es tan romántico y apasionado del amor "imposible"? Un saludo de una fan suya.

R: No, me gusta también la normalidad. No todo está condicionado por escribir o dirigir una película. Está claro que el cine y los libros forman parte de mi existencia, son de los momentos más entretenidos. Es un elemento que me gusta que esté en mi vida, aunque luego a veces me apetece pasear o charlar. Hay que distraerse. Me gusta alternar caos y precisión.

P (Estefania Colon): Me encanta Federico Moccia , la pregunta en qüestion es : ¿Que significado o que sentimiento tiene él hacia las motos? que en casi todas las novelas para no decir en todas las pone.Y otra qüestion ¿Habra tercera parte de la historia de Niki y Alex ? Ojala porfavor quiero ver como siguen. Me encantan todos los libros de Moccia. Nos vemos en Barcelona.

R: Amo la libertad. Para mi se puede representa en varias formas. Por ejemplo, el mar. La navegación, seguir las estrellas, alcanzar nuevos sitios, los descubrimientos. El mar me atrae, ante el mar a menudo me llegan las primeras ideas, como si las corrientes las arrastraran. La moto tiene el elemento del viento, la libertad, la independencia, lo de no poder estar inmóvil, como en el tráfico de las ciudades: la moto siempre se cuela. Es otro símbolo como el candado. Amo usar ejemplos que puedan servir de símbolos.

P (Lorena Pacho): ¿Le gustaría vivir en uno de sus libros? ¿Cree que las situaciones que describe serían sostenibles en la vida real?

R: Mis libros son muy reales. Pasan cosas que en parte son adornadas pero en parte sucedieron. Las he vivido o las he visto o me las he oído y entonces intento contarlas. A veces la vida te sorprende y es más que un libro, justo por ser inesperada, sorprendente. Así que me gustaría vivir en uno de mis libros a condición de que no supiera lo que va a pasar, si no sería aburrido.

P (Mª Jesús): ¿No le parece que sus libros son un poco machistas?

R: Intento encontrar soluciones diferentes para hacer que sean creíbles. Hay familias donde el hombre es más importante y decide y otras donde la mujer es protagonista.