Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michael Jackson y Liz Taylor, juntos contra el sida

El cantante y la actriz fraguaron una profunda y sólida amistad

Elizabeth Taylor, fallecida hoy a los 79 años, fue quizás la mejor amiga de Michael Jackson y ambos asumieron como propia una batalla que les haría ganarse el respeto internacional más allá de su trabajo como artistas: la lucha contra el sida.

Liz fue una de las primeras celebridades que se comprometió en la batalla contra una enfermedad que acabó con el actor Rock Hudson, uno de sus grandes amigos y compañero de reparto en filmes míticos como Gigante. Tras su muerte a mediados de los años ochenta Taylor ayudó a fundar la American Foundation for AIDS Research y poco después abría su propia fundación, The Elisabeth Taylor Aids Foundation.

Su amistad con Michael Jackson había comenzado más o menos en la misma época, cuando tras la abrupta salida de Taylor de uno de sus conciertos, el músico la llamó acongojado pensando que no le había gustado su música. Resultó que la actriz no tenía buena visibilidad y por eso decidió irse antes del fin del espectáculo. Aquella conversación telefónica, que duró más de tres horas, se convertiría en la semilla de una poderosa amistad que a los ojos de algunos llegó a ser incluso demasiado estrecha -se llegó a rumorear que iban a casarse-. "Compartíamos el amor más puro y generoso" dijo la estrella tras la muerte del rey del pop.

Al compartir cumpleaños, vacaciones e incluso el día a día juntos, no es extraño que también los intereses de uno se convirtieran en los del otro. La causa del sida, en la que Taylor fue una de las celebridades pioneras, también se convirtió en la causa de Michael Jackson, una de las estrellas que más dinero llegó a donar para impulsar la investigación de una enfermedad que en los ochenta diezmó a la población homosexual estadounidense. La organización AIDS Project LA fue una de las que más se benefició del apoyo de Michael Jackson, un artista que el año 2000 entró en el libro Guiness de los Records por ser el que mayores contribuciones hizo a causas humanitarias. La influencia de Taylor incluso en cómo repartir su dinero también fue muy fuerte: la AIDS Project LA recibió uno de los mayores impulsos económicos precisamente gracias al apoyo de Elizabeth Taylor.