Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Frenazo judicial al acuerdo entre Google Books y los editores

Un juez rechaza la creación por parte del buscador de un registro de todos los libros escaneados para su biblioteca virtual porque "le daría demasiadas ventajas"

Google acaba de perder una importante batalla. Su proyecto de librería virtual Google Books, con el que aspiraba a convertirse en la biblioteca de Alejandría del futuro, acaba de recibir un golpe judicial de consecuencias feroces. El juez federal Denny Chin ha rechazado el acuerdo alcanzado en 2008 con la Asociación de Editores Americanos y el Sindicato de Autores y por el que Google se comprometía a crear un registro de todos los libros escaneados para su biblioteca virtual y destinar 125 millones de dólares a pagar aquellos autores cuyos libros hubieran sido escaneados sin permiso o a encontrar a aquellos que no se hubieran pronunciado.

Tras la firma de aquel acuerdo se alzaron multiples voces en contra, entre ellas Microsoft, Yahoo y Amazon, reunidas bajo un paraguas legal bautizado como Open Book Alliance y que también incluía diversas asociaciones de escritores. Las apelaciones contra un acuerdo que además garantizaba el derecho de Google a escanear libros descatalogados y mostrar snippets (extractos) de sus páginas en las búsquedas realizadas con su buscador "le daría a Google derechos para explotar libros enteros sin el permiso de los propietarios de sus derechos de autor". Según el juez Chin la creación de la biblioteca universal sería beneficiosa para muchos pero "simplemente ha llegado demasiado lejos" y le daría a Google demasiadas ventajas sobre sus competidores, según ha informado la agencia Associated Press.

El departamento de justicia estadounidense también está investigando el acuerdo por posible violación de la ley antimonopolio. Hasta la fecha Google ha escaneado 12 millones de libros, según la agencia Reuters.