Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Murakami, Premi Internacional Catalunya 2011

El jurado destaca que la narrativa del escritor japonés ha trascendido su ámbito cultural y se ha convertido en un referente del panorama literario mundial

El escritor y traductor japonés Haruki Murakami (Kioto, 1949) ha obtenido el XXIII Premi Internacional de Catalunya, según ha anunciado el portavoz del Gobierno y secretario general de la Presidencia Francesc Homs, el presidente del jurado Xavier Rubert de Ventós y el editor y crítico literario Josep Maria Castellet, miembro del jurado.

Rubert de Ventós explicó que, tras analizar las 196 candidaturas provenientes de 56 países, habían decidido conceder el premio "por mayoría absoluta" al escritor japonés entre otras cosas "por saber unir en sus obras dos géneros literarios diferentes como es el del best seller y las obras de culto, que gustan a todos y por crear un universo personal, que dibuja un mundo de oscilaciones permanentes, entre el real y onírico, el humor y la oscuridad y por ser puente entre Oriente y Occidente, capaz de unir dos mundos: la ligereza taoista y la absorción de tendencias y tradiciones culturales foráneas".

Según explicó Ventós, Murakami "expresa una forma del genio japonés que consideran que es de mala educación inventar y por eso son capaces de absorver todo". El presidente del jurado añadió que en la obra de Murakami se puede ver esta obsesión por aunar mundos como "el jazz, blues, las marcas, el cómic, el suspense, la magia y la sexualidad ambigua".

Ventós recordó que es solo una coincidencia entre el premio y la actualidad del Japón, tras el terremoto y el tsunami de la semana pasada. "La decisión ya estaba tomada antes", dijo y Homs aseguró que, efectivamente, el premio se dio antes de los acontecimientos últimos. "Hay una coincidencia, pero sirve para demostrar una solidaridad con el Japón", dijo.

Con respecto a los acontecimiento que vive su país el propio Murakami, en un escrito que ha enviado a los responsables del Premi asegura sentirse muy honrado pero "lamento decir que no puedo sentirme completamente feliz con esta distinción, porque mis compatriotas están pasando tiempos muy difíciles, sufriendo por el feroz terremoto y sus efectos".

Castellet resalto "la capacidad de captar la emoción y la atención con diferentes focos de misterio" y explicó que "todos sus personajes llevan un secreto que no sabemos si se desvelará a lo largo del libro". Para él la gran capacidad de Murakami es "presentarnos unos personajes encantadores a los que te gustaría ayudar".

El escritor japonés premiado empezó a escribir a los 29 años y es autor de obras como Escucha como canta el viento, donde aparece su estilo occidentalizante, Cacera del moltó salvatge, Despiadado país de las maravillas y el fin del mundo, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Mi amor Sputnik, Kafka en la playa o After Dark.

Creado en 1989 por la Generalitat, el galardón reconoce anualmente aquellas personas que han contribuido decisivamente con su trabajo creador a desarrollar los valores culturales, científicos o humanos alrededor del mundo. El año pasado el galardonado fue el presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter y entre otros, lo han recibido, Karl Popper, Valcal Hagel, Jacques Delors, Doris Lessing, Harold Blon, o Pere Casaldáliga, entre otros. El galardón está dotado con 80.000 euros y la escultura La clau i la lletra de Antoni Tàpies y se entregará el próximo 9 de junio en una ceremonia que se celebrará en el Palau de la Generalitat. Según Ventós el galardonado ha confirmado que asistirá a la ceremonia.