¿Por qué 1979 es tan importante?

Una exposición de tesis recupera en Barcelona la radicalidad de un año de transiciones y cambios de paradigmas a través de fotografías, documentales, cine y obras de arte

CATALINA SERRA Barcelona 11 MAR 2011 - 09:32 CET

Lo primero que uno se pregunta es por qué 1979. Vale, subió al poder Margaret Thatcher, hubo sendas revoluciones en Irán y Nicaragua, se celebraron las primeras elecciones municipales de la democracia, se estrenó Apocalypse now y, entre otras cosas, Sony sacó el primer walkman. Pero ¿eso lo hace tan especial como para dedicarle una exposición? "No es un año de afirmación como 1968 o 1989, sino de encrucijada, de posibilidades, un momento de revoluciones inciertas, un punto de inflexión en el que arrancaron cosas que aún están abiertas", señala Carlos Guerra, comisario de 1979. Un monument a instants radicals, interesante y extraña exposición que hoy abre sus puertas en el centro de la imagen La Virreina de Barcelona, espacio del que Guerra es director. Es un año en el que, más allá del acontecimiento, sucedieron cosas de calado más profundo, comenta.

La exposición lo explica de manera casi elíptica, sin una visión cronológica ni divulgadora, sino utilizando las piezas como parte de un relato casi literario, a la manera en que Peter Weiss planteó su libro La estética de la resistencia sobre la guerra civil española, que es al mismo tiempo el "núcleo duro" de la exposición. De hecho, parte del archivo de Weiss para escribir el libro se exhibe en una gran vitrinaque ocupa uno de los espacios centrales de la exposición. En la misma sala puede verse el famoso cuadro La huelga (1886), de Robert Koehler, uno de los iconos del movimiento obrero que aparece en el libro de Weiss junto a otros emblemas artísticosque introduce en su narración. También en esa sala está la reproducción de la famosa Madre inmigrante, de Dorothea Lange, y al lado, la misma mujer, Florence Thomson, fotografiada con sus hijas en 1979 por Bill Ganzel en una imagen que mostró el descontento de esta mujer ya acomodada por haber soportado tantos años el sambenito de ser el símbolo de la pobreza.

Este juego entre las imágenes y sus cambios de significado es una de las constantes de la exposición. En otro apartado, por ejemplo, se presentan los trabajos de la reportera Susan Meiselas sobre la revolución sandinista en Nicaragua. Se muestran en paralelo las fotografías, algunas muy icónicas, tal como se publicaron en revistas de todo el mundo, cómo las enmarcaron los coleccionistas y también los contactos de sus negativos, que permiten ver el antes y después de la imagen.

Tras una década convulsa, en 1979 también comienza a implantarse el posfordismo en la producción industrial, lo que supone un cambio total en las relaciones laborales. Está presente en la exposición con diversas imágenes de Humberto Rivas y Manolo Laguillo de periferias industriales abandonadas, paisajes que las décadas posteriores se han esforzado en transformar y dar nuevos usos. También, y en vídeos y fotografías sobre huelgas en un momento en que estas aún parecían heroicas. Podría decirse que además de la revolución conservadora de Thatcher (presente en una obra de Hans Haacke), que tanto sufrimos aún, se consolidó también el posmodernismo en la cultura (se muestra el vídeo animado de Delirious New York, de Rem Koolhaas) y el cuerpo se convirtió en un campo de batalla (véanse las fotografías de Cindy Sherman). No en vano aquel fue el año en el que, tal como Michel Focault, que aquel año impartió su primera conferencia sobre biopolítica, querría ser controlado también com que había aún También aquel año comenzó y la posmodernidad en el contexto cultural.

En el terreno histórico, por ejemplo, además de la revolución sandinista aparece también la subida al poder de Mugabe, la política del hijo único en China o la revolución iraní ?a través de una obra nueva de Marine Hugonier que reconstruye la historia manipulando con colores las portadas de diarios persas y occidentales? que tuvo, como pasa ahora, su respuesta aquí con manifiestciones de mujeres contra el régimen de Jomeini. El feminismo está allí presente La más stá por ejemplo, el podría decirse que es un continúo ir y venir de historias. el momento en que tras una década convulsa comienza a implantarse el postfordismo en las relaciones laborales soportado durante tantos años el causó sobre la recesión de los años treinta actualmente en el . Michel Foucault inventó el concepto de la biopolítica, es decir, de cómo el Estado ejerce su poder sobre la manera de vivir de los individuos.

Los cambios en el contexto cercano quedan patentes en las escalofriantes fotografías de Pep Cuntíes de un geriátrico de Barcelona, y de los sueños del momento dan cuenta las imágenes de un jovencito Kim Manresa de las manifestaciones vecinales en Nou Barris... En fin, pasaron muchas cosas en 1979 y es apasionante sumergirse en ellas a través de esta inclasificable exposición. "No he podido resumir", comenta Guerra, "esto es un examen a la memoria, una acumulación de instantes radicales que cada espectador tendrá que filtrar".

Cosas que pasaron

Caída del Sha y creación de la república islámica en Irán.

Revolución sandinista en Nicaragua.

Primeras elecciones municipales democráticas en España.

Ikea crea la librería Billy. Sony comercializa el walkman.

Toni Negri es arrestado en Italia.

Nace la revista El Víbora. The Clash publica London calling.

Otras noticias

ESPECIAL

Mario Vargas Llosa en su casa de Lima. / Daniel Mordzinski

La rebelión literaria de Vargas Llosa

Una mañana de confesiones literarias en la casa limeña del Premio Nobel con motivo del premio bienal que lleva su nombre

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana