'Chico y Rita' te traen dos láminas originales del diseñador Javier Mariscal

La película de animación de Fernando Trueba narra la evolución del jazz de los años cuarenta a través de una historia de amor

EL PAÍS Madrid 21 FEB 2011 - 10:45 CET

En la Cuba de finales de los cuarenta, Chico y Rita inician una apasionada historia de amor. Chico es un joven pianista enamorado del jazz y Rita sueña con ser una gran cantante. Desde la noche en que el destino los junta en un baile de La Habana, la vida va uniéndolos y separándolos como si de la letra de un bolero se tratara, esta es la trama de Chico y Rita, la película de animación dirigida por Fernando Trueba y diseñada por Javier Mariscal , que ahora llega a la gran pantalla. Para señalar este estreno, EL PAÍS sortea desde el lunes 21 de febrero hasta el día 28 dos láminas realizadas y firmadas por Mariscal en exclusiva. Para participar solo es necesario registrarse en nuestro especial y aceptar las bases.

El ganador del Oscar Fernando Trueba (Belle Epoque) conoció al aclamado diseñador y artista Javier Mariscal hace diez años cuando le encargó el cartel y la creación gráfica para su documental sobre el jazz Latino Calle 54. A partir de allí, comenzó una fructífera colaboración: Mariscal realiza el interiorismo de la Sala Calle 54 Club en Madrid y diseña toda la imagen gráfica relacionado con la discográfica de Trueba, Calle 54 Records. Dice Mariscal: "Fue como encontrar un nuevo hermano. Muy pronto, nos hicimos íntimos amigos."

La idea de hacer un largometraje de animación surgió de uno de los vídeos, La Negra Tomasa del músico cubano Compay Segundo. "Fernando lo vio", dice Mariscal, "y dijo: "Es fantástico, me encanta como ha captado La Habana".

El hermano menor de Mariscal, Tono Errando, es uno de los cuatro hermanos que trabajan en el Estudio Mariscal en Barcelona. Con formación en la música, el cine y la animación, se encarga del lado audiovisual de la empresa y fue la elección lógica a la hora de unir las energías creativas de Trueba y Mariscal. Dice Errando: "Trueba nunca había hecho animación y Mariscal nunca había realizado una película. La cuestión era: ¿cómo podíamos trabajar de manera que pudiésemos aprovechar al máximo sus talentos?".

La evolución del jazz

Los directores estaban emocionados de tener la oportunidad de captar un momento concreto en la evolución del jazz. Cuenta Errando: "Fue el momento, cuando nuevos músicos de la talla de Charlie Parker y Dizzy Gillespie surgieron con una nueva clase de música, poco adecuada para el baile, llena de notas, tocado a toda velocidad, una música que hoy llamamos jazz. Y entonces llegaron los cubanos. Gillespie ha dicho muchas veces en entrevistas que hubo un momento que fue clave para él y eso fue cuando tocó con Chano Pozo. Chano fue el primer percusionista que tocó en un conjunto de jazz. Era un nuevo instrumento. Traía todos estos ritmos latinos y africanos que eran muy nuevos para estos músicos y claro, este instrumento cambia el ritmo. El percusionista tiene que tocar de forma distinta".

Añade Trueba: "No tienes que ser un especialista en la historia cubana o el jazz americano para disfrutar de esta película. Pero si conoces el período y la época, igual te encuentras unos regalos añadidos."

Otras noticias

ESPECIAL

Pity' (1795), de William Blake. Cuadro basado en 'Macbeth'. Colección del British Museum, Londres.

450 años de Shakespeare

Fuente de fertilidad literaria, el dramaturgo y poeta sigue siendo el escritor que corre más por las venas de los autores del presente. Un estímulo que alimentan novelas, películas o series

La cultura de 2013 en 21 especiales

El País Madrid

De la exposición de Dalí, pasando por el VI Congreso de la Lengua

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana