Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
61ª edición de la Berlinale

Ralph Fiennes presenta en la Berlinale su primera película como director

El ecuador del festival de cine llega con el documental de Isabel Coixet sobre Garzón y con una comedia francesa protagonizada por Carmen Maura

La tragedia de Coriolano, dirigida por el actor británico Ralph Fiennes, y la comedia francesa Les femmes du 6e etage, interpretada por las españolas Carmen Maura y Natalia Verbeke, han entretenido al público de la Berlinale, que llega hoy a la mitad de su edición 61. En la sección Berlinale Special se ha proyectado el documental Hablando con el juez sobre Baltasar Garzón rodado por Isabel Coixet.

La historia del general romano Caio Marcio Coriolano, narrada en las Vidas Paralelas de Plutarco y en la obra Ab urbe condita de Tito Livio, fue trasladada a tragedia por William Shakespeare. Es la historia de un general romano, quien debido a sus valerosos logros en la guerra contra los volscos y a la toma de la ciudad de Corioli, a su regreso a Roma, el Senado pretende que sea nombrado cónsul, pero su actitud altiva y despectiva hacia la plebe le hace impopular, y algunos tribunos consiguen su destierro.

Cuenta Ralph Fiennes, en una entrevista con EL PAÍS, que para su primera película como director no quería dedicarse a una historia íntima y pequeña, sino que sentía la necesidad de contar "esta historia tan poderosa". Le fascinaba la tragedia humana de este "soldado que se siente si mismo cuando lucha, y esto lo hace inadecuado para la sociedad y para las negociaciones de la vida diaria. Es una persona que no puede existir en la sociedad".

Así mismo, el actor británico está convencido de que la tragedia es actual, ya que trata de guerra, inseguridad económica y social de una población frente a gobiernos autoritarios, y de la más estrecha de la relaciones: la existente entre una madre y su hijo.

Por estas razones, la película de Fiennes mantiene el texto original del dramaturgo y, sin embargo, está ambientada en la actualidad y rodada en Belgrado, "una ciudad que se llama así misma Roma", según aparece en la película, para remarcar el valor general de la tragedia.

Como contrapeso a un proyecto tan pretencioso, los organizadores han programado en la sección oficial, pero fuera de concurso, la película del francés Philippe Le Guay, Les femmes du 6e etage, donde las mujeres que viven en el sexto piso de unos edificios burgueses parisinos son las inmigrantes españolas de los años '50-'60, interpretadas en esta ocasión por Carmen Maura y Natalia Verbeke.

La comedia se basa en estereotipos recíprocos de ésta época, y cuenta la historia de un burgués, interpretado por Fabrice Luchini, cuya vida cambia tras descubrir la realidad del sexto piso de su mismo palacio. Es una historia ligera que sugiere que es posible superar las diferencias sociales, aunque según ha contado Carmen Maura a este periódico, es algo que en la realidad no es tan fácil, ya que en Francia aún queda algún prejuicio hacia los españoles. "Llevo yendo a Francia 20 años y la actitud hacia los españoles ha cambiado mucho, pero de vez en cuando hay resquicios. Es algo tan arraigado que es difícil de borrar", ha dicho. La actriz ha asegurado además que, a pesar de amar a Francia y la ciudad de París, que le otorgó una condecoración la semana pasada, no va a "querer nunca que digan que soy una actriz francesa originaria de España, soy española y además hago mucho de española".

En la sección Berlinale Special se ha proyectado hoy la película de Isabel Coixet, Hablando con el juez, que recoge una entrevista que el escritor Manuel Rivas le hizo al juez Baltasar Garzón. Las entradas para el primer pase de este filme de 84 minutos en blanco y negro, se agotaron rápidamente, debido al gran interés del publico alemán. El mismo director de la Berlinale, Dieter Kosslick, había llamado la atención, en una rueda de prensa previa al festival, sobre la dificultad que los países tienen para digerir su historia e hizo hincapié en los avances que el juez ha promovido a nivel internacional en el concepto de "justicia universal".