Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace en Barcelona una agencia de viajes para peluches

Por 50 euros ofrece visitas por la Ciudad Condal, con fotos y constante comunicación con sus dueños vía Facebook.- Japoneses y británicos son los que más muñecos de trapo envían a hacer turismo

Los peluches ya no tienen por qué quedar relegados a compartir espacio y abandono apelotonados entre los cojines encima de una cama o en un rincón de la habitación. Ahora pueden viajar y solos. Una buena forma de devolverles el cariño incondicional que nos brindaron mientras los apretujábamos bajo las sábanas infantiles.

En Barcelona ha abierto Barcelona Toy Travel, la primera agencia de viajes para peluches de España. Por 50 euros (70 desde otros países de la Unión Europea) ofrece un tour de seis días por la ciudad Condal (barrio gótico, las Ramblas, Montjuic...), con 10 fotos y un souvenir. Por un poco más, 70 o 110 euros, el peluche puede disfrutar de las maravillas de Gaudí, el museo del F.C. Barcelona, el parque de atracciones del Tibidabo, degustar comida típica catalana o compartir un día de playa con otros turistas igual de peludos que ellos. Sus dueños, además, no tienen que preocuparse por sus mascotas. En todo momento pueden saber de ellos vía sms o Facebook. La agencia se encarga de abrir un perfil al peluche para que ponga al día de sus aventuras a su propietario e intercambie experiencias y fotos con otros "compañeros". El perfil de la agencia cuenta con 1.064 seguidores.

¿Una idea estrambótica? Los que hayan visto la película Amèlie no lo encontrarán tan extraño, sobre todo si recuerdan la historia del gnomo con tendencia a abandonar su jardín para fotografiarse en distintos lugares del mundo. En esta situación se inspiró el fundador de la agencia, Daniel Bacho, un joven checo de 26 años enamorado de Barcelona. "En Praga había una empresa que se dedicaba a algo parecido. Yo ya había estado en Barcelona para perfeccionar mi español y pensé que esta ciudad ofrecía cosas distintas. En primer lugar ¡hace mejor tiempo y tiene playa y montaña!"

La página web de Barcelona Toy Travel lleva en marcha desde septiembre y los tours comenzaron a finales de noviembre. Desde entonces Daniel ha acompañado a unos 25 peluches en sus visitas por la capital catalana junto con su propia mascota, Emic, una avestruz que también hace de cicerone. Sus clientes proceden de Europa, principalmente. Suelen ser jóvenes de entre 25 y 35 años. Pero también hay muchos padres que quieren sorprender a sus hijos con fotos de su peluche en otras partes del mundo. La idea también está triunfando en Japón: "Estos piden cosas más extrañas como la posibilidad de que el muñeco acuda a un partido del Barça". Aunque hay unas condiciones estipuladas, Daniel es flexible y atiende otras propuestas. Incluso ya está pensando en nuevas ofertas como viajes para "parejas de peluches" ahora que se acerca San Valentín.

Al frente de Barcelona Toy Travel, además de Daniel, está su novia y un amigo que se encarga de mantener la web. La única inversión inicial fue el dinero para la cámara. "En realidad montar la agencia no cuesta tiempo, solo se necesita mucho tiempo para prepararlo todo". De momento su empresa está funcionando y la guía Lonely Planet ya se ha hecho eco de su existencia. "Estamos pensando en ampliar los tours a Madrid, París o Lisboa, pero la idea no es hacernos millonarios, sino pasarlo bien haciendo algo interesante".

Cada vez es más habitual que los visitantes de carne y hueso de la Sagrada Familia se topen con otros turistas más peludos y blanditos. En tiempos de crisis los viajeros frustrados ya tienen un modo de poder disfrutar de destinos soñados: a través de sus peluches.

Entre masajes y jeringuillas

Barcelona Toy Travel es la primera agencia para peluches de España y de momento solo ofrece visitas por Barcelona, pero los peluches también pueden visitar Praga, Berlín o Moscú. La pionera en organizar viajes para muñecos es Toytravelling, fundada a principios de 2010 por Dana Bérova, Radk Sakác, Marek Hlávka y Tomio Okamura, unos emprendedores checos que ganaron un reality show en el que los concursantes debían presentar ideas innovadoras de negocias para atraer inversores. Comenzaron ofreciendo un itinerario para peluches por Praga de 10 días, por 90 euros. Por un poco más, 150 euros, los dueños se aseguraban de que su mascota recibía masajes y que regresaba bien calentito envuelto en una manta y dentro de una "caja especial". Ahora también han diseñado tours similares por Berlín y Moscú.

Se calcula que existen unos 1.2 billones de peluches repartidos por todo el mundo, y las agencias de viajes no son las únicas ofertas para peluches. El hospital universitario de la Charité de Berlín, que acaba de cumplir 300 años, ha "curado" un total de 3,000 muñecos en su particular clínica para peluches TeddyKlinik, un proyecto a través del que se intenta que los más pequeños pierdan el miedo a los médicos. La TeddyKlinik abre sus puertas al público un par de semanas al año, momento en el que las guarderías de la ciudad aprovechan para llevar a los niños a conocer sus dependencias. La idea es que los chavales se acerquen de manera lúdica al mundo de la medicina. Los médicos, en compañía de los pequeños deben hacer lo mismo que hacen con los humanos: diagnosticar las enfermedades, establecer su tratamiento y conocer los cuidados que deben seguir los muñecos durante su mejoría, informó la agencia. Cada niño adopta durante unas horas a un muñeco para que pueden preguntar a los médicos todas las dudas que tengan sobre las enfermedades de sus peluches. Pero la TeddyKlinik no es una idea exclusiva de Alemania, de hecho la idea surgió en Suecia desde donde se fue extendiendo a otros países.

Más información