Selecciona Edición
Iniciar sesión

Satisfacción tras la reunión entre internautas y Álex de la Iglesia

El modelo de negocio y la 'ley Sinde' han protagonizado el encuentro convocado por la Academia

Satisfacción total tras las casi tres horas de reunión entre los representantes de los internautas y el presidente de la Academia de Cine, Alex de la Iglesia, que ha estado acompañado por el director de la institución, Eduardo Campoy, y el presidente de los productores, Pedro Pérez. El modelo de negocio y la ley Sinde han protagonizado el encuentro convocado por la Academia y que ha despertado una gran expectación, con numerosos periodistas y cámaras a las puertas de la institución .

"Lo primero que hemos descubierto es que no estamos enfrentados, que no somos enemigos", aseguró Alex de la Iglesia a la salida de la reunión, organizada, según el presidente de la Academia, para "hablar, escuchar, entendernos y dialogar". "No ha sido un encuentro político", añadió el director de Balada triste de trompeta, "sencillamente, yo me dedico al cine y quiero encontrar soluciones a los problemas que tienen mis compañeros de profesión". De la Iglesia abundó en la idea de que ha quedado claro de que los internautas no están por la gratuidad total en la red y de que desde la industria cultural hay que encontrar soluciones a los problemas que ha creado Internet. "Debemos de encontrar la manera de que nuestro trabajo sea rentable, cambiar el modelo de negocio, encontrar nuestro público", añadió el realizador, que anunció la próxima celebración de unas jornadas en torno al tema.

De la Iglesia es consciente de que esta reunión no tiene poder decisorio, pero él trasladará a la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, y a todos los que le quieran escuchar que el encuentro ha sido muy productivo. Por parte de los diez internautas asistentes también ha habido palabras de satisfacción. Julio Alonso, fundador de Weblogs, SL, salió más contento de lo que entró. "El hecho de sentarnos es ya algo muy positivo. El espíritu de la reunión ha estado centrado en entender al contrario.

Nosotros hemos explicado las dificultades y problemas que creemos que tiene la ley Sinde. Uno de los puntos fuertes ha sido el del cambio en el modelo de negocio y cómo puede la industria tener éxito en Internet. Hay que buscar fórmulas para que la industria haga negocio pero que también los usuarios tengan acceso a contenidos que les satisfagan desde el punto de vista económico".