Selecciona Edición
Iniciar sesión

Rubalcaba: "No sé si ley Sinde, pero habrá ley; vamos a volver a la carga"

Rubalcaba asegura que se intentará "recuperar el consenso" para combatir la piratería en la Red. -El Gobierno intentará aprobar la ley Sinde "con habilidad". - El vicepresidente niega que se le deba considerar el sucesos de Zapatero

El Gobierno va a volver a intentar sacar adelante la polémica ley Sinde "con habilidad", ha asegurado hoy en su comparecencia tras el Consejo de Ministros el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha añadido que "no hay país serio en el mundo que se pueda permitir no tener protegida la propiedad intelectual". Por la noche, en el programa de despedida de Iñaki Gabilondo por el cierre de CNN+, el ministro añadió: "Vamos a hacer de la necesidad virtud (...) Yo le digo, no sé si ley Sinde, pero habrá ley y sí, vamos a volver a la carga, porque afecta a nuestra creación. Hoy se ha ido una productora importante de España. No vamos a permanecer inermes, ante lo que es una estafa", en relación a la piratería.

"Vamos a ver si de esta derrota parlamentaria, que lo fue, conseguimos sacar un consenso, que lo hay, para regular nuestra propiedad intelectual", ha dicho Rubalcaba. La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en el centro del huracán, ya salió ayer en defensa de la ley, y negó que vaya a dimitir: "El Gobierno está plenamente convencido y comprometido con la propiedad intelectual, es fundamental para el desarrollo económico de nuestra industria cultural".

El ministro del Interior y portavoz del Gobierno ha explicado que, a pesar de que la disposición final segunda de la Ley de Economía Sostenible fue rechazada el martes en el Congreso, "hay una mayoría parlamentaria a favor del objetivo que defiende la ley de la ministra Sinde, que no es otro que combatir la piratería en la Red".

En el programa de Gabilondo abundó: "En el debate parlamentario pude comprobar que en el fondo de la cuestión había acuerdo básico: que todo el mundo tiene muy claro que no se puede robar la propiedad intelectual. Una cosa es que alguien se baje una película, aunque en Francia está de alguna forma prohibido, y otra que alguien haga negocio con algo que no es suyo. Eso no puede ser en un país serio. Pero tras esa votación he visto muchos artículos, editoriales, en los que queda de manifiesto que hay un acuerdo en que esto [la ley de protección de la propiedad intelectual] hay que hacerlo... ¿Qué tiene que verla libertad de expresión con que alguien piratee una película? Vamos a ver si en unos días llegamos a un acuerdo".

El PSOE se quedó solo con la enmienda contemplada en el proyecto de Ley de Economía Sostenible que prevía el cierre de webs que favorezcan las descargas de archivos protegidos por derechos de autor, como películas o música. Después de frenéticas negociaciones con CiU y el PP, la disposición impulsada por la ministra de Cultura no logró avanzar, por lo que la Ley de Economía Sostenible pasará al Senado sin esa parte. En la Cámara alta el Grupo Socialista tratará de conseguir los apoyos necesarios el próximo año para volver a incluirla.

El PSOE argumenta que todos los grupos están de acuerdo en el fondo de la ley y que la forma es matizable, pero que se han desmarcado para evitar aparecer como aliados en una ley que ha provocado un gran revuelo en Internet.

"Durante los próximos días vamos a ver e intentar recomponer un consenso que no alcanzamos las semanas pasadas, porque en el fondo de la cuestión hay un acuerdo básico sobre si debe permitirse o no la piratería. La respuesta de todos los grupos parlamentarios es no", ha continuado Rubalcaba. "Aclarado ese tema, que no estaba tan claro", el Gobierno trabajará en ver "cuál es el instrumento legal" para luchar con mayor eficacia contra ella.

Sobre la falta de acuerdo que impidió la aprobación de la ley, Rubalcaba ha opinado que "no hay mal que por bien no venga. Se agradece un debate sereno sobre este tema porque se han dicho muchas cosas. Vamos a volverlo a intentar y si tenemos habilidad, que no nos falta, lo vamos a sacar adelante. Ya el otro día lo intentamos y al PP le hicimos ofertas generosas con respecto a sus enmiendas. Es muy importante volverlo a intentar".

El problema, ha explicado, es que "había grupos que querían ir más allá de lo que ha ido el Gobierno. Otros que querían ir menos, más acá. Y había otros que sencillamente lo que no quieren es echar una mano jamás aunque les parezca bien lo que queramos hacer".

Las protestas de colectivos de internautas contra la ley antidescargas han dificultado el apoyo de los grupos parlamentarios a la ley, pues nadie quiere asumir el coste electoral de una norma muy impopular. Al autocierre protagonizado el domingo por las principales páginas de enlaces como Seriesyonkis o Cinetube, le siguió ayer el llamamiento desde distintos foros para bloquear las páginas del Congreso de los Diputados y de partidos como PP, PNV, PSOE y CiU.

El portavoz del Ejecutivo ha explicado que "la ley es equilibrada si se compara con la británica, la francesa o la estadounidense. Es muy garantista y muy respetuosa con los derechos, que para nada criminaliza a aquellos que se bajan una película o un libro". Simplemente, según Rubalcaba, impide "que se piratee" y permite "que esa actividad ilícita pueda ser perseguida".

"No se trata de perseguir a nadie; no se atenta contra la libertad de expresión de nadie, simplemente tratamos de regular la propiedad de la gente que crea en España", ha argumentado.

Sucesión de Zapatero

No ha sido el único asunto de actualidad al que ha hecho mención en la entrevista: la sucesión del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero y el fin del terrorismo de ETA han sido otros de los temas discutidos.

"No me he planteado ser presidente del Gobierno", ha asegurado el titular de Interior respecto a la sucesión de Zapatero y los rumores que lo consideran su delfín. "Y no, no soy el socialista al que el presidente ha hecho la confidencia [sobre su futuro]", ha apostillado. El político socialista cree que Zapatero puede haber tomado la decisión, pero él no sabe cuál es a pesar de que hablan por teléfono seis o siete veces al día. "Si dice que quiere volver a intentar se presidente nadie le va a decir nada; y lo contrario sería más complicado y quizá lo tendría que consultar más", ha explicado.

Sobre las relaciones con ETA ha afirmado que las señales que está mandando la banda con sus últimas acciones son "no ataco pero me defiendo y además me preparo". Entre ellas ha destacado el robo de material para fabricar tarjetas de crédito de esta semana y ha considerado que no se trata de "una buena carta de presentación" ante una el anuncio de una eventual tregua por parte de los terroristas.