Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Carlos Martínez, nuevo director de la Compañía Nacional de Danza

El bailarín estrella de la Ópera de París ocupará su cargo a partir de 2011 y durante cinco años

El murciano José Carlos Martínez ha sido nombrado hoy por la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, director artístico de la Compañía Nacional de Danza (CND), en sustitución de Hervé Palito, director de transición que sustituyó a Nacho Duato en este mismo 2010. Es el primer cargo de una unidad de producción del Inaem (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música) que se nombra con el nuevo sistema al que denominan como "proceso abierto y transparente para la selección de la dirección de uno de sus centros artísticos", también conocido como Código de buenas prácticas.

El actual bailarín estrella de la Ópera de París, ocupará el cargo a partir de septiembre de 2011 por un periodo de cinco años. Ha sido seleccionado entre 21 candidaturas y su proyecto para la Compañía ha recibido el apoyo unánime del Consejo Artístico de la Danza. Un consejo artístico que es nombrado a dedo desde el Ministerio entre expertos y personalidades del mundo cultural.

La ministra ha recordado que el concurso, cuya presentación de propuestas se inició el pasado 27 de julio, finalizó el 15 de octubre con 21 candidaturas presentadas. Las propuestas debían estar acompañadas de un proyecto integral de gestión para la compañía que, según establece el nuevo estatuto de la CND, debe ser la base del Plan Director que marcará las líneas generales de actuación de la compañía en los próximos cinco años.

Propuesta integradora

González-Sinde considera el proyecto presentado por José Carlos Martínez una propuesta integradora y que, tal como indica el propio Martínez en su proyecto, "aspira a crear una compañía abierta a todos, que acoja a los creadores y reúna a los profesionales alrededor de un proyecto artístico donde cada uno pueda tener su sitio. Un proyecto encaminado a convertir a la CND en un motor de dinamización de la danza en España".

Una de las premisas fundamentales que plantea el futuro director de la CND, es su deseo de avanzar sobre la tarea realizada por la compañía, con su historia, su equipo y teniendo en cuenta las etapas anteriores. En palabras de Martínez: "Lo que empieza no es una ruptura sino una continuación de lo anterior, de un trabajo de Nacho Duato que ha llevado a la compañía a un punto de excelencia que hay que mantener, pues no debemos ir para atrás, sino seguir caminando para llegar a la siguiente etapa, respetando el pasado, incluso utilizándolo en el futuro".

Duato anunció en abril que dejaba la Compañía Nacional de Danza en verano, aunque estaba prevista para principios de 2011. Era una marcha que se venía fraguando desde el inicio de 2010. Aunque el ministerio quería contar con él para una transición suave y organizada que dejara el futuro de la compañía en otras manos, Duato decidió adelantar su salida por discrepancias con la línea que pretendía fijar el departamento que dirige Ángeles González-Sinde.

La CND, tal y como refleja el bailarín en su proyecto, "deberá ser una compañía homogénea pero con un amplio repertorio, en el que tengan cabida distintas técnicas y propuestas artísticas. Una compañía donde se conjugará clasicismo y vanguardia, ofreciendo espectáculos que tengan en cuenta un repertorio más académico (neoclásico), sin descuidar las tendencias más contemporáneas y la inclusión en los espectáculos de las nuevas tecnologías".

Entre los grandes bailarines

Martínez está considerado como uno de los grandes bailarines de la actualidad. Inició sus estudios en Cartagena con Pilar Molina. En 1987 ingresó en la Escuela Ópera de París convirtiéndose, un año más tarde, en bailarín del Cuerpo de Baile del Ballet de la Ópera. En 1992 pasa a ser primer bailarín y en 1997 es nombrado bailarín estrella del Ballet de la Ópera de París.

Ha interpretado los grandes ballets del repertorio clásico -como El Lago de los Cisnes, Giselle, Don Quijote, La Bayadera, La Bella Durmiente, Raymonda, Cascanueces, La Sílfide, Romeo y Julieta- y ballets neoclásicos de Ashton, Balanchine, MacMillan, Grigorovich, Tudor, Lifar, Lander y Cranko, entre otros. Ha bailado también obras de grandes coreógrafos de los siglos XX y XXI como Maurice Béjart, John Neumeier, Mats Ek, William Forsythe, Jirí Kylián, Marta Graham, Roland Petit o Pina Bausch.

Martínez ha actuado como artista invitado en las más importantes compañías de danza del mundo como el Bolshoi de Moscú, el English National Ballet, el Ballet de la Scala de Milán, la Ópera de Roma, el Staatsoper de Berlín, la Ópera de Niza, el Tokio Ballet, el Ballet de Burdeos, el Ballet Nacional de Cuba o el Kirov de San Petersburgo y ha dado la vuelta al mundo bailando en Galas de Estrellas.

A partir de 2008 puso en marcha una serie de espectáculos con su proyecto artístico José Martínez en Compañía con la idea de hacer volver a España a los numerosos solistas de nuestro país que desarrollan su carrera en el extranjero. En dichas galas han participado bailarines de la talla de Lucía Lacarra, Tamara Rojo, Alicia Amatrian o Iván Gil Ortega, pero también ha dado la oportunidad de volver a bailar en su país a jóvenes o a bailarines menos mediáticos.

En 2002, el multipremiado bailarín comenzó su labor de creación coreográfica y hasta el momento ha realizado ocho coreografías. La última en 2010 titulada Marco Polo, the last Mission, para el Ballet de Shanghai, en el marco de la Exposición Universal.