Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La productora Canada, formada por tres directores españoles, realiza el último trabajo de Scissor Sisters

Invisible Light es una bellísima película llena de sueños, deseos sexuales y violencia

"Muchos blogs de música españoles comentan y analizan el vídeo, pero no saben que están hablando de sus vecinos", lo dice Óscar Romagosa, productor ejecutivo de un proyecto que se llama Canada y que dará mucho que hablar en un futuro muy cercano. Canada existe desde hace algo más de dos años cuando tres directores de cine, publicidad y videoclips que trabajaban cada uno por su lado deciden unirse aceptando que ya por separado había muchas cosas que les acercaban. "Son Nicolás Méndez, Luis Cerveró y Lope Serrano. Los tres siempre han tenido un estilo muy parecido y una forma de encarar el trabajo y de pensar que era perfecto para formar un grupo", explica Romagosa, que produjo el vídeo junto a Alba Barneda.

Y así lo hicieron. Cogieron su afinidad y su estética casi común y bajo la máxima de que la unión hace la fuerza comenzaron a trabajar. "La locura realmente comenzó cuando hicimos el vídeo de El Guincho para su tema Bombay. "Eso pegó un bombazo que tuvo miles de visitas en Internet. (Ahora mismo lo han visto más de un millón y medio de personas) y a partir de ahí se desmadró todo.

Entonces dieron con una representante en Estados Unidos que quedó fascinada por los trabajos realizados por la empresa española. Ella se llama Danielle Hinde y está en contacto con los comisarios de imagen entre otros de Scissor Sisters y Radiohead, por ejemplo. Así que lo primero que nos pasaron fue la posibilidad de hacer el vídeo de la que para nosotros es la mejor canción del nuevo Scissor Sisters y del que personalmente soy fan".

El encargo era un caramelo. Scissor Sisters siempre se han caracterizado por su estilo provocador y muy mediático. De hecho, con su último trabajo saltaron a los medios de comunicación después de que la red social Facebook censurara la imagen de la portada del disco que resultó ser un primer plano del culo de un bailarín realizado por el artista Robert Mapplethorpe. Así que Canada cocinó Invisible Light, la última locura en imagen y sonido del grupo liderado por Jake Shears que el pasado día 13 adelantó en exclusiva Pitchfork en su página web . Se trata de una película producida, dirigida, posproducida y rodada íntegramente en España y con profesionales españoles. "Mantuvimos contactos con la banda. En un principio no supimos si lo íbamos a rodar con ellos, aquí, en Londres o en Los Ángeles. Les enviamos un primer proyecto y todo les pareció bien. Tal y como está de mal la industria de la música en este momento supimos que debíamos hacer una película realizando un esfuerzo creativo en todos los sentidos incluido en las tarifas; se trataba de hacer un trabajo con el mismo nivel de exigencia que el de un largometraje o una superproducción de publicidad pero ajustando al máximo los costes", explica Romagosa.

El resultado es espectacular. Una pequeña película en la que se mezclan sueños, fantasías sexuales, violencia, estigmas, religión realizada con un gusto impecable y arrebatador y rodada en la finca La Ricarda, muy cerca de Barcelona, en Capellades un pueblito cercano y una iglesia de la capital catalana. El grupo les dio libertad total y han quedado encantados con el resultado.

En cuanto al futuro, Canada anda inmerso en la producción de un vídeo para una banda muy conocida en el Reino Unido Two Door Cinema Club, así que pronto este enlace de Youtube tendrá también firma española. "De resto muchos proyectos grandes encima de la mesa, pero mejor no decir ni un solo nombre no sea que se gafen".