Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hemos pagado 100 pavos por estar aquí. Que lo arregle el Corte Inglés"

Altercados en las puertas del Palacio de Deportes de Madrid por un grupo de 200 personas que compraron entradas falsas por internet

Lady Gaga aterrizaba en Madrid con todas las entradas vendidas. Lo que no sabían algunos de sus fans es que las entradas que guardaban desde hace meses para ver a la polémica diva esta noche en el Palacio de Deportes de la capital eran falsas. El incidente ha producido una rebelión a las puertas de la entrada del recinto. Según la policía la falsificación de las entradas del concierto de Lady Gaga ha sido de ocho números de serie repetidos "con una calidad de papel muy buena y ha afectado a unas 200 personas". El timo se ha producido en su totalidad por Internet y todavía no hay denuncias.

Los fans engañados se vieron en las puertas del concierto y sin poder entrar. Al abrirse el recinto hubo incluso momentos de tensión y cabreo e incluso un conato de avalancha, por lo que se reforzó la presencia de la policía. Algunos de los afectados por la venta de entradas falsas se llegaron a encarar a los guardias de seguridad y les insultaron ante la impotencia de no poder disfrutar de dos horas de espectáculo. "¡Hijos de puta, hemos pagado 100 pavos por estar aquí. Que lo arregle el Corte Inglés!", gritaban.

Twitter no ha tardado en reaccionar, llegándose a convertir en el tercer trending topic en España (la lista de los temas que más mensajes generan). Allí se apuntaba al principio de los altercados que incluso 4.000 personas no habrían podido entrar, y a la teoría del robo de entradas, se sumaba otra con que lo que se sustrajo al centro comercial fue un rollo de papel para imprimir entradas, que se habría utilizado para falsificarlas. La red además, sirvió para que muchos de sus usuarios diesen ánimos a todos los que se quedaron sin poder escuchar las ya conocidas cancionesPoker Face, Alejandro o Telephone.

Y es que algunos de los que se quedaron a las puertas afirman que al centro comercial le sustrajeron unas entradas que luego fueron falsificadas y vendidas por Internet. Esta hipótesis no se ha confirmado pero lo cierto es que quienes las compraron se han quedado sin ver un espectáculo lleno de canciones pegadizas en el que Lady Gaga se llega a cambiar hasta15 veces de ropa, tal y como ya demostró en el concierto que dio este miércoles en Barcelona.

Tras la cola para acceder al recinto, otra cola. Frente a las taquillas del Palacio de Deportes muchas de las personas estafadas reclamaban, pero según la organización no las podían dejar entrar al haberlas adquirido en puntos de venta no oficiales. Cerca de las instalaciones, la organización ya se había encargado de colocar carteles bien visibles en los que anuncia que no se va a responsabilizar de todas aquellas entradas que no se hayan comprado en los sitios establecidos.