Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 millones por una Coca-Cola

La obra 'Coca-Cola 4', de Warhol, estrella de una gran subasta de arte oCntemporáneo en Sotheby's en Nueva York

La obra Coca-Cola 4, creada en 1962 por Andy Warhol, padre del pop art, se ha convertido esta noche en la estrella de una importante subasta de arte contemporáneo y de posguerra que se ha saldado con una recaudación total de más de 222 millones de dólares (160,5 millones de euros). La obra de Warhol, la cuarta de una serie dedicada a la popular bebida, ha alcanzado un precio de 35,36 millones de dólares (25,7 millones de euros) bastante por encima de los 20-25 millones en que la había estimado la casa de subastas. La puja también incluía obras de Rothko o Liechtenstein.

La pieza de Warhol (1928-1987) forma parte de un grupo de cuatro lienzos en los que el pintor reprodujo botellas de esa bebida, con lo que transformó ese producto cotidiano en un sorprendente referente del arte contemporáneo y de posguerra. No es, en todo caso, ni de lejos, la cantidad más elevada que se ha pagado por un warhol. Sin ir más lejos, ayer mismo, The Men in Her Life, un collage con múltiples reproducciones de una fotografía de Elizabeth Taylor, se vendió por 63,4 millones de dólares (45,7 millones de euros) en Phillips.

Un 91% de las 54 obras que han salido a subasta han encontrado comprador, por un total de 222,4 millones de dólares, incluyendo comisiones, un poco por encima de los 214 millones que preveía la casa de subastas. Cinco artistas alcanzaron récords de precio en la subasta, demostrando la pujanza del mercado del arte contemporáneo. Tobias Meyer, de Sotheby's, estima que la subasta ha sido "un enorme éxito, en este nuevo mercado", marcado por la salida de la crisis económica.

La de Warhol ha sido la obra abanderada de una gran subasta, que también incluía un trabajo del pintor estadounidense de origen letón Mark Rothko, Sin título (1955), por el que un comprador ha pagado por 22,5 millones, justo en el estimado más bajo en el que lo había valorado Sotheby's. La pintura realizada en tonos amarillentos y anaranjados, fue creada en uno de los años más importantes de la carrera de Rothko, 1955, cuando realizó 22 obras, la mitad de las cuales se encuentran repartidas en prestigiosos museos, como el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, la National Gallery de Washington y el Museo Ludwig (Alemania).

Otro de los representantes del pop art, Roy Lichtenstein (1923-1997), también estaba presente en la puja, en este caso con su obra Ice Cream Soda. La reproducción monocromo de un vaso de helado con soda ha alcanzado los 12,5 millones de dólares (9 millones de euros), ligeramente por encima del precio estimado más bajo fijado por Sotheby's.

Junto a esa obra, Sotheby's ofrecía también de Lichtenstein Still life with a lobster, vendida por un total de 5,2 millones de dólares (3,75 millones de euros), y Male head, que encontró un comprador que pagó 1,6 millones de dólares (1,1 millones de euros).

La subasta incluía un par de obras de Gerhard Richter, Abstraktes Bild y Matrosen, que han alcanzado 9,6 y 8,1 millones de euros, respectivamente, así como Figure in movement, de Francis Bacon, que se ha vendido por 10,1 millones de euros. Otro protagonista de la jornada ha sido Jean-Michel Basquiat, de quien la firma ha ofrecido Riddle me this, Batman, adjudicada por 3,9 millones de euros.