Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aventura interactiva de Don Quijote

La Biblioteca Nacional presenta la versión digitalizada y multimedia del clásico de Cervantes

La primera edición de las aventuras del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha está disponible en formato interactivo. Así lo ha dispuesto la Biblioteca Nacional de España (BNE), con un proyecto en el que ha subido a la web una versión digitalizada de los ejemplares de 1605 y de 1615, que conserva la institución en su acervo .

El proyecto, que ha sido denominado Quijote interactivo, permite un nuevo acercamiento a la obra cumbre de Miguel de Cervantes, considerada una de las mejores novelas publicadas en idioma español. Además de la posibilidad de ojear las páginas digitales del libro ambientadas con música de fondo, la plataforma ofrece también una serie de contenidos que ayudan a contextualizar la lectura.

Entre los complementos que contiene el sitio está un mapa con las aventuras del Quijote y una galería con ilustraciones de los personajes de la obra, así como de algunos de sus momentos más emblemáticos. Igualmente, está disponible un apartado para los libros de cabellería, en donde se examinan las relaciones del texto de Cervantes con los de otros héroes caballerescos.

Según datos de la Biblioteca Nacional, la iniciativa reúne material proveniente de 43 ediciones distintas que incluye 1.282 páginas (las dos partes de la obra), 165 ilustraciones y mapas, 37 portadas y cubiertas, 21 obras relacionadas y 13 pistas de música. El acceso a toda está información está facilitado por funcionalidades como zoom de alta calidad, búsquedas sobre el texto y opciones de impresión.

En el desarrollo del proyecto se invirtieron más de 5.000 horas de trabajo. Fue un esfuerzo conjunto entre bibliotecarios, expertos en literatura, arte y música de la época, programadores, analistas y diseñadores gráficos. La coordinación general estuvo a cargo de Gloria Pérez-Salmerón, directora de la Biblioteca Digital y Sistemas de Información de la BNE. El Centro de Investigación del Texto Digital, de la Universidad Complutense de Madrid, también participó en la gestación de la plataforma.