Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las competencias de los toros serán traspasadas de Interior a Cultura en un "corto plazo"

El ministro Alfredo Pérez Rubalcaba se reúne en Madrid con un grupo de toreros

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha confirmado que su departamento y el Gobierno están "totalmente de acuerdo" en que las competencias sobre los toros sean traspasadas en un "corto plazo de tiempo" al Ministerio de Cultura, según ha comunicado en rueda de prensa el torero José María Manzanares (hijo) al término de una reunión del ministro con varios representantes del mundo taurino.

José María Manzanares, quien ha hecho las veces de portavoz, ha expresado su satisfacción durante la rueda de prensa: "El cambio hace que se nos considere artistas", y ha añadido: "Creemos que se va a apoyar más el mundo del toro y vamos a ganar en difusión. Cultura es el lugar que nos pertenece".

A la reunión han asistido, además, los diestros Enrique Ponce, El Juli, Cayetano Rivera Ordóñez, El Cid y Alejandro Talavante y Miguel Ángel Perera. Además, del abogado Javier Araúz de Robles y el ganadero Carlos Núñez, presidente de la Mesa del Toro, organismo que aúna a todos los estamentos de la fiesta, y presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia.

Los toreros ya se habían reunido para tratar el tema el pasado 30 de septiembre con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. Del encuentro salieron satisfechos aunque preocupados por no haber sido recibidos de manera oficial.

El mundo del toro celebra que se haya escuchado una demanda histórica. Al mismo tiempo, quedan abiertas muchas incógnitas. La primera, que aunque el cambio de ministerio da un reconocimiento de facto de los toros como cultura, con las competencias transferidas a las comunidades es difícil que afecte a la decisión del parlamento catalán de prohibir las corridas de toros. En el aspecto ganadero, que depende de la cartera de Agricultura, habrá que crear una nueva vía de diálogo con Cultura. Lo mismo sucede en el caso de Sanidad, pues las reses, tras su lidia, pasan a la cadena alimenticia.

Salvador Boix, apoderado de José Tomás (todavía convaleciente tras la cornada de Aguascalientes), celebra el cambio, aunque con matices: "Es algo necesario, pero debe haber una reflexión interna mucho más profunda". En su opinión el paso al Ministerio de Cultura debe ser "la capa de antioxidante que necesita esta estructura tan oxidada".