Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"El cine de 'remakes' y secuelas es pura holgazanería"

El cineasta Joe Dante, mítico director de 'Gremlins' y 'Aullidos', estrena 'Miedos 3D'

"Sí, es cierto, han sido seis años sin hacer nada. ¿Por qué? Digamos que A) no me ofrecían nada interesante, B) estaba muy decepcionado con todo el sistema de estudios que reina en Hollywood, C) había un montón de cosas interesantes por hacer en el mundillo del cable así que eso es lo que finalmente hice: ponerme a hacer televisión". Joe Dante (1946, Nueva Jersey) va al grano, no le gusta la cháchara y parece incómodo con el lugar escogido para hacer las entrevistas, una especie de cabaña edificada sobre las aguas del Lido de Venecia, festival donde el mítico director presenta Miedos 3D (estrenada el pasado viernes), una curiosa reconversión al español del título original, The hole (El agujero) donde cuenta la historia de unos chavales que encuentran un agujero (de ahí el título) en el sótano de la casa donde acaban de mudarse.

Cualquier cinéfilo curioso, con cierta edad o simplemente vivo sonreirá al recordar el historial de Dante, uno de esos nombres que convirtieron los años 80' en la década más imitada y saqueada de la historia del cine. Títulos como Aullidos y Gremlins fueron sus banderas y la demostración de que aquel hombre sabía mucho de cine. "La razón por la que los estudios de Hollywood están tan obsesionados con los 80' es porque la gente que dirige los estudios tiene cierta edad y creen que van a hacer dinero con ese asunto. Estoy seguro de que van a hacer Gremlins 3, también se seguro que la van a hacer sin mi. También sé que podrían hacerla y lanzarla directamente en video, probablemente los efectos especiales serán íntegramente a base de CGI... o igual no. No tengo ni idea y no me importa: ya no estoy en esa historia. Voy a decirte algo de toda esa historia de los remakes, las secuelas y demás: es pura holgazanería. Los estudios no quieren desarrollar nuevos guiones porque eso lleva tiempo y ellos no tienen tiempo para nada, así que miran en sus archivos y piensan "bueno, tenemos los derechos de esto, vamos a hacer algo con ello", no importa que en su momento hiciera dinero o no, eso no tiene ninguna importancia. Simplemente quieren que las cosas se muevan rápido: es lo único que tienen en cuenta".

Zombies cabreados con Bush

Dante levantó una gran polvareda en Estados Unidos cuando en su entrega para la serie de televisión Masters of Horror especuló con que sucedería si los soldados muertos en la guerra de Irak se levantaran de sus tumbas para ir a votar: "Estaba cabreadísimo con Bush, no te puedes imaginar cuanto. La cuestión es que cuando ganó Obama me sentí aliviado pero la sensación me duró muy poco y fue sustituida por una inmensa decepción (risas). Nada ha cambiado, la administración actual sigue aplicando un montón de políticas que provienen de los antiguos gestores de la Casa Blanca así que no puedo decir que nada haya cambiado realmente" aclara el realizador mientras mira a su alrededor como si se sintiera un bicho raro. La estructura rechina cada vez que alguien da un paso y al director no le gusta nada, aunque se limita a negar con la cabeza."¿De que hablábamos? Ah sí del 3D... bueno, yo no creo que todas las películas deban ser en tres dimensiones pero con Miedos 3D pensé que tenía un sentido narrativo y el humor y la ironía suficientes para que la cosa pudiese funcionar. Recuerdo que en los años 80' las tres dimensiones eran patéticas, pero ahora con toda esta nueva tecnología -y si la proyección es correcta, lo cual es lo más difícil- todo es más brillante, más trabajado, más relevante, así que pensé que tenía que aprovechar el formato".

Para tratarse de un director que en el pasado era sinónimo de terror adulto sorprende ver a Dante metido en una propuesta de vocación tan adolescente como Miedos 3D. "Sinceramente, creo que en los últimos años se ha explorado excesivamente con las maneras en las que podemos destruir el cuerpo humano, maneras que son limitadas por cierto. Como consecuencia yo he perdido todo interés en la materia y he querido hacer algo distinto, algo que pudieran ver no sólo los fanáticos del cine de terror. Por otro lado siempre me han interesado más los filmes que bucean en el horror psicológico que los que me llenan de sangre. Aun así, he de confesar que me gusta pensar en Miedos 3D como en una auténtica película de terror".