Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Knocknaree, un lugar perturbador

Tana French se inicia en la novela policiaca con su primer libro, 'El silencio del bosque', en el que un detective de homicidios tendrá que hacer frente a sus miedos tras la muerte de una niña en un paraje cercano a Dublín

EL PAÍS ha preguntado a 30 escritores qué cinco libros meterían en la maleta para las vacaciones. Cuáles serían sus lecturas de verano ¿El resultado? Hemos hecho una clasificación con los más citados y te los recomendaremos cada día en 'Tentaciones de Verano'. Estira la toalla, es hora de leer.

Una tarde de agosto de 1984 tres niños de doce años se adentran en el bosque de Knocknaree, cercano a sus casas en las afueras de Dublín (Irlanda), donde suelen jugar a buscar fantasmas y seres mitológicos. Sin embargo, ese día no regresan con sus padres. Horas después Adam Ryan, uno de los niños, es encontrado en estado de shock y manchado de sangre. De esta premisa parte el argumento de El silencio del bosque (RBA) de Tana French (Vermont, EE UU, 1973).

La escritora gallega Susana Fortes (Pontevedra, 1959), amante del género policiaco, como bien se refleja en sus obras (Quattrocento, Fronteras de Arena), recomienda la lectura de esta ópera prima que oscila entre "la novela negra irlandesa y el thriller psicológico".

Veinte años después del suceso de Knocknaree una niña aparece asesinada sobre una piedra celta en el mismo bosque, donde un grupo de arqueólogos realiza una excavación antes de que se construya una autopista que destruirá la zona. El encargado del caso es un detective de homicidios que en realidad no es otro que el niño que sobrevivió a los misteriosos hechos de 1984. A partir de entonces Ryan, que no recuerda nada de aquella tarde, se obsesionará con encontrar a un culpable. "Una trama perturbadora, una historia que se repite y demasiadas pistas falsas", apunta Fortes.

Ryan trabaja con su compañera y amiga Cassie Maddox, "una detective de homicidios que no se parece en nada a Lisbeth Salander" (la protagonista de la trilogía Millennium), dice Fortes. Cuando llegan a la escena del crimen, encuentran una horquilla que Ryan reconoce como la que llevaba su amiga desaparecida en 1984 junto a otro niño. Por temor a que se descubra su identidad, el detective permanecerá en silencio mientras se pregunta si el crimen que investiga estará relacionado con las muertes de sus amigos.

La investigación también tiene de fondo la especial relación entre los protagonistas. Ryan está enamorado de Maddox desde el primer día. A ella la define muy bien Fortes: "Normalita, de ojos castaños, con una moto vespa del 81 de color crema, pero una crack en la sala de interrogatorios. La parte mala es su tendencia a dejarse atraer por tipos bastante capullos. Nadie es perfecto", sentencia la escritora.

El silencio del bosque tiene una segunda parte, En piel ajena, donde solo aparece la detective Maddox. No obstante la autora no descarta volver con una tercera entrega y darle otra oportunidad a Ryan ¿Una nueva trilogía policiaca? Que tiemble Stieg Larsson.

El silencio del bosque, de Tana French (RBA)

Susana Fortes: "El estilo irónico, elegante y provocativo de Historias de Roma garantiza media sonrisa en cada página"

Susana Fortes (Pontevedra, 1959) es escritora y articulista en diversos medios donde habla de cine y literatura, dos de sus grandes pasiones. Fue finalista del Premio Planeta en 2003 con El amante albanés. En sus recomendaciones se cuelan los viajes y el periodismo.

El río de la luz, de Javier Reverte (Plaza & Janés)

"Los libros de viajes cuando los escribe un tipo fiable tienen el mismo efecto que una vieja película de aventuras o un western de John Ford. Hablamos de 750 kilómetros en canoa por el río Yukón. Territorios vírgenes del interior de Alaska con las huellas dejadas por la fiebre del oro que también contagió a Jack London. El ferrocarril, Dawson City, coníferas, osos, forajidos de leyenda, ciudades con nombre indio o de fuerte militar y una taberna donde todavía puede leerse: "El sheriff Wyatt Earp estuvo una vez en este saloon, pero ese día no mató a nadie". Para lectores asilvestrados".

Historias de Roma, de Enric González (RBA)

"Para viajeros de otro estilo. No es una crónica periodística, ni un compendio de leyendas urbanas, ni una guía al uso. Es poco más que un paseo. Nada del otro mundo. Pero a la vuelta de sus escasas 120 páginas uno acaba conociendo el alma de esa ciudad por el forro. Roma. Incómoda, orgullosa, histórica, papal, encanallada, infernal, misteriosa, berlusconiana y eterna. El estilo irónico, elegante y provocativo garantiza media sonrisa en cada página. Si además el lector se siente acompañado en un paseo de madrugada por la plaza de San Pedro o recala en un local donde se toma el mejor café del mundo ¿Qué más puede pedir?"

El americano impasible, de Graham Greene (Noguer y Caralt Editores)

"En 1952 el Gobierno americano intentaba ocupar la posición abandonada por Francia en Indochina. El triángulo de la trama lo forman un periodista británico, un agente de los servicios secretos americanos (germen de La CIA) y una muchacha vietnamita. Doble juego entre en el amor y la muerte en un ambiente cargado de whisky que lleva al protagonista hacia un destino de perdedor como cualquier hijo de vecino. Un clásico del periodismo de guerra de todos los tiempos especialmente recomendable ahora que el oficio pasa por momentos bajos".

Más información