Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cenizas de Saramago reposarán en Lisboa

Se hará una plaza frente a la futura sede de la fundación con el nombre del novelista

Las cenizas del escritor portugués José Saramago, premio Nobel de Literatura 1998 fallecido el viernes pasado, descansarán en Lisboa, concretamente en una plaza pública que se habilitará frente a la Casa dos Bicos, la futura sede de la fundación que lleva el nombre del novelista. Lo ha anunciado António Costa, alcalde de la capital portuguesa, durante el maratón de lectura del libro El año de la muerte de Ricardo Reis, que ha comenzado a las 12 del mediodía en la Casa Fernando Pessoa. Sentado en el estrado como un lector más, el alcalde ha dado la noticia y ha precisado que las cenizas de Saramago reposarán bajo un olivo centenario de Azinhaga, su localidad natal, y una piedra con la última frase de Memorial del convento, título esencial de la obra del escritor: "Mas não subiu para as estrelas, se à terra pertencia (Pero no subió a las estrellas, si a la tierra pertenecía)". La frase ha sido leída en voz alta por la máxima autoridad municipal.

Será un lugar sencillo, en el corazón de Lisboa, arropado por la Casa dos Bicos, el emblemático edificio gótico de 1523 que el Ayuntamiento ha concedido a la Fundación Saramago, y el río Tajo. Junto al olivo centenario y la piedra habrá un banco mirando al río. El destino de las cenizas generó numerosos rumores, que hablaban de Lanzarote, Lisboa o, incluso, de un reparto entre la isla canaria donde Saramago vivió autoexiliado y la capital portuguesa. Antonio Costa ha puesto fin a las especulaciones, y ha querido hacerlo en el primer acto público de homenaje al escritor desde la incineración el domingo pasado: la lectura en voz alta de un libro de Saramago, a cargo de numerosos escritores y amigos. La viuda, Pilar del Río, ha sido la primera en recordar a Saramago a través de sus palabras en El año de la muerte de Ricardo Reis. Con la frase "aquí donde el mar acaba y la tierra empieza".

Leonor Xavier, Patrícia Reis, Fernando Pinto do Amaral, Pedro Cegonho, José Luís Peixoto, António Mega Ferreira, José Mário Silva, Guilherme d'Oliveira Martins, Ana Maria Martinho, Hélia Correia, Jaime Rocha, Nuno Júdice, Luísa Costa Gomes, António Carlos Cortez, Gonçalo Tavares, Maria do Céu Guerra y Clara Pinto Correia, son algunos de los nombres que desfilarán durante todo el día por la Casa Fernando Pessoa.