El eclecticismo reina en los finalistas del FAD

Moisés Puente gana el premio de crítica

CATALINA SERRA Barcelona 11 JUN 2010 - 21:36 CET

Archivado en:

Nada de dar lecciones: el jurado de los Premios FAD de arquitectura de este año ha optado por mostrar los mejores ejemplos de la diversidad que, a su juicio, domina el panorama ibérico. "Sería una impostura por nuestra parte juzgar la arquitectura actual en España y Portugal con un registro de unidad lingüística o formal que no existe en este momento", señala el arquitecto Jordi Garcés, presidente del jurado. "Es una selección hecha desde el eclecticismo, que no el escepticismo, procurando que haya una visión abierta en la que hemos tenido como referentes la curiosidad y simpatía por las obras con el ánimo de admirar todo lo que se pueda admirar; la severidad se la dejamos a los críticos aunque tampoco creo que sea ésta la actitud más constructiva porque lo que deberían hacer es abrir puertas y señalar lo bueno de lo que se produce más que imponer unas líneas determinadas.

Con estas premisas, las 20 obras que han resultado finalistas entre las 541 presentadas son, efectivamente, muy eclécticas. El contraste, por ejemplo, entre la geométrica vivienda casi minimalista de Iñaqui Carnicero, Ignacio Vidal y Alejandro Virseda en Torrelodones (Madrid) con la hedonista propuesta por módulos de Andrés Jaque en San José (Ibiza) es buen reflejo de esta diversidad de opciones. También hay dos museos (el Arqueológico de Álava, de Francisco Mangado, y el de Can Framis, de Jordi Badia), dos centros educativos (el IES Rafal de Alicante, de Francisco Leiva, y la Escuela Elisabeth en Salou, de Manuel Brullet y Alfonso de Luna), dos edificios de vivienda pública (uno de Blancha Lleó en Madrid y otro de Luis Rojo y Begoña Fernández-Shaw en Ciudad Real) y un edificio polivalente, el Centro de Tecnificación de Actividades Físico-Deportivas y de Ocio en Cáceres, de José María Sánchez.

Destacan también los finalistas en espacio público, con el multipremiado paseo marítimo de Benidorm, de Carles Ferrater; la explanada entre catedrales de Cádiz, de Alberto Campo Baeza, y la recuperación del Llobregat, de Batlle y Roig.

El único fallo que se conoció ayer es el del premio de pensamiento y crítica, que recayó en el arquitecto Moisés Puente, editor de Gustavo Gili y de la revista por su "amplio, polifacético y riguroso trabajo" en diferentes publicaciones, entre ellas el libro Alejandro de la Sota, que ha editado Caja de Arquitectos. El resto de los galardones se darán a conocer el 7 de octubre.

Otras noticias

Never land land en San José (Ibiza)

FOTOGALERIA: Instituto de enseñanza secundaria IES Rafal, en Alicante

Jurado: "El IES Rafal es una excepción en un territorio ultrajado por tantos excesos desarrollistas. El conjunto forma un bastión contemporáneo que se defiende de la agresión exterior y que propone intramuros un paisaje alternativo sereno pero empático, abierto y confiado, monolítico pero articulado. Un auténtico interfaz de oportunidad generosamente ofrecido al libre albedrío de las nuevas generaciones de alumnos." / FRANCISCO LEIVA

Últimas noticias

Ver todo el día

La Diputación distingue al Museo Guggenheim

EP

La Federación de Fútbol y la Orquesta de Acordeones también recibirán el título honorífico

800 estudiantes desentrañan la ciudad con sus móviles

Alumnado de una 16 de institutos recorre Valencia resolviendo enigmas y retos de geolocalización

Barberá se burla desde el balcón de las protestas de la Intifalla

La alcaldesa de Valencia desaira al colectivo que protesta en las fiestas falleras bajo el balcón del Ayuntamiento

EL PAÍS RECOMIENDA

LA CUARTA PÁGINA

Por qué nos fuimos del CSIC (y por qué volveríamos)

Tres exinvestigadores de la institución denuncian que es incapaz de adaptarse

China quiere las tripas y los despojos del cerdo español

Ana Carbajosa Cártama

Las empresas de porcino despuntan con la venta de estómago o intestinos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana