Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bardem se corona en La Croisette

El actor español gana 'ex aequo' el premio al mejor actor, y el tailandés Apichatpong Weerasethakul conquista la Palma de Oro

La mayor parte de las quinielas apostaban por él, y no se equivocaban. El jurado de la 63ª edición del Festival de Cannes, presidido por el director estadounidense Tim Burton, ha anunciado que Javier Bardem es -aunque ex aequo con el actor italiano Elio Germano- el ganador del premio a la mejor interpretación masculina. Su papel de muerto en vida y ex yonqui con vocación de santo urbano en la película Biutiful, último trabajo del director mexicano Alejandro González Iñárritu, vuelve a coronar al actor español tras el Oscar al mejor actor de reparto cosechado en 2007 por su interpretación en la película de los hermanos Coen No es país para viejos. Germano es el protagonista de la película Nuestra vida, del italiano Daniele Luccheti.

"Comparto esta alegría con mi amor Penélope", ha declarado Bardem al recibir el galardón. Se trata de la primera vez que se refiere en público de forma cariñosa a la actriz. El actor ha dedicado también el premio a su madre y a sus compañeros y especialmente al director, González Iñárritu, al que ha calificado de "impresionante". Con este premio, Bardem completa una brillante carrera, en la que, al margen del Oscar, ha logrado un Globo de Oro, cuatro Goyas y un BAFTA.

Después de la gala, Bardem ha asegurado en un encuentro con periodistas que el personaje que interpreta en la película es "muy importante" para él. "Me llega a muchos sitios emocionales; me ha representado un cambio en mi forma de trabajar", informa Elsa Fernández Santos.

La Palma de Oro, máxima recompensa del Festival, ha ido a manos del director tailandés Apichatpong Weerasethakul. Su película Lung Boonme raluek chat, una historia de fantasmas, vivos a punto de pasar al otro lado y muertos empeñados en regresar dividió a la crítica y el público del festival de Cannes, pero no al jurado, que le da el máximo trofeo del festival máximo. Es una evidencia: si Joe, como le denominan sus seguidores, era ya idolatrado por un sector de la crítica que lo situaba a la altura de los más grandes (con la revista Cahiers du Cinema a la cabeza del grupo de fans, ahora Apichatpong se convierte en un grande ya consagrado. La francesa Juliette Binoche ha sido la elegida por el jurado como mejor actriz por su excelente interpretación en la película Copie conforme del iraní Abbas Kiarostami. El mejor director es el francés Mathieu Amalric por su primera presencia en Cannes, Tournée. El realizador de Chad Mahamat Saleh Haroun ha recibido el Premio del Jurado por su largometraje Un homme qui crie, y el premio al mejor guión es para el coreano Lee Chang-dong por Poetry, película que también dirige.

Otros españoles premiados

Javier Bardem no es el primer actor español que alcanza la gloria en Cannes. En 1976, José Luis Gómez, actor, director teatral y hoy director del madrileño teatro de La Abadía, conquistaba el premio por su papel en la película Pascual Duarte, dirigida por Ricardo Franco. Al año siguiente, otro actor español, Fernando Rey, repetía premio por su actuación en Elisa vida mía, de Carlos Saura. En 1984, un jurado presidido por el actor Dirk Bogarde coronaba a Francisco Rabal y a Alfredo Landa por sus extraordinarias interpretaciones en Los santos inocentes, película de Mario Camus basada en la novela homónima de Miguel Delibes ("Milana bonita, milana bonita", susurró Paco Rabal sobre el escenario de Cannes cuando recogió el premio. Y en 2006, el premio de interpretación femenina fue a parar a las manos de las actrices de la película 'Volver', de Pedro Almodóvar: Carmen Maura, Penélope Cruz, Lola Dueñas, Blanca Portillo, Chus Lampreave y Yohana Cobo.

El papel de Javier Bardem en Biutiful fue ensalzado por la crítica internacional desde el día de su presentación en Cannes. No ocurrió lo mismo con la película en sí, que fue acogida con amplia disparidad de opiniones tras su proyección dentro de la sección oficial. En el palmarés, Bardem y el italiano Elio Germano, protagonista de Nuestra vida, de Daniel Luccheti, se han impuesto a otras opciones que también contaban en los pronósticos, como los actores de la película francesa Des hommes et des dieux, del francés Xavier Beauvois.

El éxito en Cannes incrementa aún más, si cabe, la cotización de Javier Bardem en el mercado actoral. Bardem ganó el Oscar al mejor actor de reparto por su papel del serial killer Anton Chigurh en la película No es país para viejos, de los hermanos Coen. Es dueño de una reconocida carrera internacional, en la que ha trabajado además a las órdenes de directores como John Malkovich, Alejandro Amenábar, Fernando León de Aranoa (Los lunes al sol, para este cronista la cumbre de su carrera), Pedro Almodóvar, Michael Mann, Milos Forman y Woody Allen.

Con el anuncio del veredicto emitido por el jurado de la sección oficial (Tim Burton, Víctor Erice, Benicio del Toro, Alberto Barbera, Emmanuel Carrère, Kate Beckinsale, Alexandre Desplat, Shekhar Kapur y Giovanna Mezzogiorno) se cierra la 63ª edición del festival de cine más importante del mundo. Ni la escasa calidad media de sus películas ni la muy limitada presencia de estrellas internacionales permitirán que pase a la Historia. Es un hecho: el tsunami de la crisis también ha pasado por encima de Cannes. Excepto para Javier Bardem.