Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El libro digital despega

La facturación de las ediciones electrónicas creció en España un 32% en 2009, hasta los 286 millones

El libro electrónico comienza a hacer caja en España gracias a la aparición de nuevos aparatos especialmente diseñados para su lectura, como los tablet o los miniportátiles de pantalla táctil y, sobre todo, por el incremento de los títulos editados en soporte electrónico que alcanzaron las 12.514 unidades, el 11,4% del total. Así, la industria de las publicaciones digitales experimentó el mejor comportamiento del mercado de contenidos digitales, pasando de ser la que peor resultado obtuvo en 2008 a convertirse en el subsector que más creció en 2009, un 31,8% hasta alcanzar los 286 millones de euros de facturación.

Los datos son de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (AETIC) , que ha publicado su estudio sobre Contenidos Digitales en España 2009, que revela que este mercado obtuvo una cifra de negocio de 9.151 millones de euros en 2009, lo que supuso una reducción del 11,7 % respecto al ejercicio anterior. Este volumen supuso, al igual que en 2008, el 0,9 % del PIB de la economía nacional.

La disminución del mercado está motivada por los descensos generalizados de la práctica totalidad de los subsectores, excepto la ya citada de las publicaciones digitales e Internet. Por contra, el subsector Internet aumentó un 7,2 % su facturación, logrando los 654 millones de euros. Este dato, a pesar de reflejar una notable desaceleración en relación al ejercicio precedente, muestra el dinamismo asociado a este negocio en el que el 54,5% de los ingresos se han conseguido a través de enlaces patrocinados.

Como se ha expuesto anteriormente, el subsector audiovisual obtuvo 5.886 millones de euros, un 15,4% menos que en 2008. Salvo la televisión por Internet (IP), que incrementó su volumen un 3,7%, todas sus áreas de negocio sufrieron reducciones. Dentro de este subsector, cabe recordar que 2009 estuvo marcado por los profundos cambios del despliegue de la TDT, que, entre otras cosas ha dado lugar a 154.000 suscriptores de nuevos servicios asociados con esta tecnología.

Pese a que la industria del cine y del vídeo disminuyó sus ingresos un 3,7% hasta los 802 millones de euros, cabe señalar que su retroceso es inferior al de 2008 (-8%). Respecto al cine, tras cinco años de caídas consecutivas, el número de espectadores aumentó hasta los 110 millones, que compraron entradas por valor de 671 millones de euros, el 8,4% más de lo recaudado en el ejercicio anterior. Sin embargo, la venta y el alquiler de DVD redujeron drásticamente sus cifras, un 35,1% y un 52,4%, respectivamente.

El estudio de Aetic muestra cómo la música continuó en 2009 con su proceso de reducción de su facturación, al caer un 16,7 %, situándose en los 212 millones de euros. Los ingresos procedentes de descargas musicales en Internet crecieron un 55,5 %, pero no han podido compensar el retroceso del formato físico (-20,5%).

Por su parte, el subsector de los videojuegos ha estado marcado por la desaceleración que ya manifestó el año pasado y que ha supuesto una caída de su cifra de negocio del 14,2 % en 2009, obteniendo un volumen total de 638 millones de euros. En la misma línea, el subsector de los contenidos para móviles, cuya cifra global de negocio alcanzó los 673 millones de euros en 2009, presentó una disminución de su facturación del 10,0 %.

Generación de negocio

En un análisis paralelo, pero en este caso en función de la procedencia de los ingresos, se observa que la mayoría de los modelos de generación de negocio se han reducido, excepto la modalidad de descargas y pago a través de mensajes (+4,9%). Por su parte, la publicidad cayó un 16%, pese a la evolución ligeramente positiva de la publicidad en Internet. Aún así, la publicidad sigue representando la principal fuente de ingresos del sector (38%) seguida por los modelos de negocio basados en suscriptores (19%) y los canales de comercialización tradicionales (18%), mientras que el modelo de descargas y pago por mensajes tan sólo supone el 9% de la cifra total del mercado.

La industria de los contenidos digitales empleó a 41.435 trabajadores en 2009, cifra que, a pesar de la evolución negativa de la facturación, supone un ligero crecimiento del 0,4 % respecto a la plantilla del año anterior. Este dato representó el 0,23% del total del empleo nacional.

Por otro lado, las exportaciones de contenidos digitales experimentaron un incremento del 9,6 %, logrando un volumen de negocio de 309 millones de euros, gracias principalmente a la positiva evolución de los contenidos para móviles (+14,9%) y a las publicaciones digitales (+39%). En cuanto a las importaciones, descendieron un 5,3 % hasta los 2.952 millones. Así, el saldo de la balanza comercial, aunque siguió generando un déficit de 2.642 millones de euros, mejoró un 4,9 % respecto a 2008. El único subsector que presenta un saldo positivo es el de los contenidos para móviles con la cifra los 107 millones euros.