Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tamara Rojo y José Carlos Martínez, máximos candidatos para sustituir a Duato al frente de la CND

Gran parte del cuerpo de baile podría abandonar cuando Duato deje la dirección según fuentes de la compañía

Si el director artístico de la Compañía Nacional de Danza (CND), Nacho Duato, cumple su amenaza de abandonar su puesto el próximo mes de julio, la institución podría verse sumida en graves problemas. Fuentes de la CND aseguraron a EL PAÍS que "una gran parte de los bailarines ha manifestado su intención de abandonar en el mismo instante en el que Duato deje de estar al frente de la compañía".

Un día antes de tomar un avión con destino a Estados Unidos, donde la CND estará de gira hasta el 15 de mayo, la gerente de la CND, Carmen Bofarull, comunicó telefónicamente al INAEM que Duato renunciaba a la prórroga de su contrato hasta 2011.

El equipo del anterior ministro de Cultura, César Antonio Molina, ya había puesto fin y límite a la presencia de Duato al frente de la CND. El plazo tendría que haberse cumplido este año. Sin embargo, con la entrada de la nueva ministra, Ángeles González-Sinde y el nombramiento de Félix Palomero como director INAEM, se propuso que el cambio al frente de la CND se prorrogase un año más, hasta julio de 2011. "Se trataba de una medida que calmara los ánimos en el seno de la CND y ofreciera a Duato la oportunidad de ser protagonista de la transición hacia el nuevo proyecto", afirman desde el ministerio. Tras varias reuniones con profesionales del sector, el Gobierno decidió que la CND debía abrirse a otros coreógrafos tanto españoles como internacionales y, sobre todo, abrirse a otro tipo de expresiones artísticas de la danza. La voluntad de Sinde es convertir la institución en una compañía mixta capaz no sólo de ofrecer programas contemporáneos sino también coreografías clásicas y neoclásicas, algo que choca frontalmente con la filosofía de Duato.

La bailarina Tamara Rojo (Montreal, 1974) o el bailarín José Carlos Martínez (Cartagena, 1969) han mantenido contactos con Cultura, según confirmó Félix Palomero. Ambos se situan a la cabeza de los posibles sustitutos de Duato. El ministerio insiste en que también se barajan otros nombres. Incluso Palomero, que ha mantenido contactos con las grandes figuras del ballet españolas en el extranjero, aseguró que el elegido podría no ser un bailarín o coreógrafo sino un director artístico. Rojo, alumna de Víctor Ullate, se incorporó como primera bailarina del Royal Ballet de Londres en 2000. Martínez, premio nacional de danza en 1999, se convirtió en primer bailarín de la Ópera de París en 1997. Con cualquiera de estos dos profesionales, Cultura podría transformar la CND en una compañía mixta, capaz de afrontar tanto coreografías contemporáneas como clásicas o neoclásicas.

Un par de horas después de saltara la noticia de la renuncia de Duato, el bailarín manifestó lo siguiente a EL PAÍS en conversación telefónica: "En el panorama cultural de nuestro país, la danza ocupa el último lugar. La danza clásica ha perdido un poco la voz, ya no habla de una forma tan directa al hombre de hoy. Sin embargo, la danza contemporánea, con los temas en que se inspira, con el tipo de bailarines que la interprentan y las músicas que elegimos está en otro nivel. Sobre todo en esta compañía. Lo que ofrecemos concuerda mucho con todo... Con ese tipo de público que está acostumbrado a ir a conciertos de rock o de pop, o a ir a museos a ver cualquier tipo de exposición... La danza contemporánea está mucho más cercana al hombre del siglo XXI".

En los despachos de los responsables públicos descansa un plan general de la danza y toda una "hoja de ruta" sobre la transición de la CND. "Y es algo que no tiene vuelta atrás", afirman fuentes gubernamentales. Quiera o no Duato, la CND cambiará y quiera o no Duato, él no la dirigirá. Este hecho no ha gustado nada al coreógrafo ni a su entorno. Colaboradores cercanos al bailarín valenciano confirman lo que el propio Duato no quiere decir en voz alta a la prensa: "Se han cargado a esta compañía que está situada entre las dos o tres mejores del mundo", dicen que dice Duato. Además, aseguran que el director artístico afirma que le entristece que no poder dejar en España su trabajo, sus coreografías. Estas fuentes dicen con insistencia que Duato asegura que "las dejará en otro país".

Desde el ministerio de Cultura se insiste en poner orden y tranquilidad a todo este problema. Tanto Rojo como Martínez, en caso de ser elegidos, se enfrentarán a la labor de llevar a cabo la transformación planeada por el ministerio. A Félix Palomero no le consta que "exista un motín entre los bailarines" y ha asegurado que "el interés del ministerio es que todos ellos repitan sus condiciones laborales" en la nueva etapa. El director del INAEM ha insistido en que si Duato decide abandonar un año antes de lo previsto, debe enviar su renuncia por la vía oficial, por escrito. "Y a hora de hoy, aún no ha ocurrido", asegura. Por otra parte, Palomero ha recalcado que la CND cumplirá con toda la programación para la temporada que viene".