Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Hello' Lenin

Berlín recupera la estatua del líder revolucionario y de otros cien personajes políticos

Más de cien esculturas políticas que fueron retiradas de la capital alemana tras la caída del muro, entre ellas una estatua gigante del fundador de la Unión de Repúblicas Socialista Soviéticas (URSS), Vladimir Illich Lenin, volverán a ver la luz en una exposición que se abrirá en el barrio berlinés de Spandau.

La figura del revolucionario comunista, que tiene 19 metros de altura, presidió hasta 1991 la conocida entonces como plaza de Lenin, situada en la parte este de la ciudad.Con la reunificación de Berlín, la estatua de granito fue retirada de ese lugar, ahora llamado plaza de las Naciones Unidas, y desmantelada en 125 piezas que fueron enterradas. La película Good bye Lenin recoge ese confuso y contradictorio momento de transición, incluida la impagable imagen de la estatua del político ruso retirada por un helicóptero ante la atenta mirada de una fiel camarada comunista. De hecho, desde su retirada, el Lenin gigante solo volvió a ver la luz en 2003 cuando se utilizó para grabar algunas escenas de esta premiada película alemana, dirigida por Wolfgang Becker y ambientada en el Berlín oriental.

Lenin sí, pero en un museo

En declaraciones recogidas hoy por el diario alemán Bild, el secretario de Estado de cultura del Gobierno regional de Berlín, André Schmitz, cree que no existe ningún problema para que la figura de Lenin pueda ser expuesta en un museo, aunque tiene sus reservas en el caso que la escultura tuviera que volver a ser de dominio público.

El recinto que albergará la futura exposición será una antigua fábrica de alimentos de Spandau, que se ampliará para acoger las más de cien figuras de carácter político, entre las que también se encontrarán esculturas de la antigua época imperial y del nazismo.El techo del futuro museo cuenta solo con nueve metros de altura, por lo que los responsables de la exposición valoran ahora la posibilidad de adaptar el espacio para exponer la figura de Lenin entera (19 metros) o solo una parte, como por ejemplo la cabeza, pieza que tiene un peso de 3,5 toneladas.

La muestra, que llevará por título Desvelado. Berlín y sus monumentos, estará acabada en 2013 y pretende convertirse en un atractivo turístico de carácter internacional. La construcción del recinto y la posterior exposición tendrá un coste de 12,4 millones euros que, según explica Bild, serán pagados con fondos de la Unión Europea y de la fundación de la lotería.