Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios grupos del Congreso exigen la retirada en bloque de la 'ley antidescargas'

PNV, ERC-ICV-IU y Grupo Mixto boicotearán la subcomisión de Cultura si la norma no es devuelta.- PP y CiU se descuelgan a última hora del acuerdo

El debate por la legislación antidescargas que prepara el Ejecutivo se ha trasladado al Congreso. Los grupos parlamentarios de PNV, ERC-ICV-IU y el Grupo Mixto se han unido para exigirle al Gobierno que retire de la ley de Economía Sostenible la polémica disposición final que permitirá el bloqueo de las webs que permitan las descargas no autorizadas de archivos protegidos por derechos de autor.

El pacto, escenificado esta mañana en el Congreso por los portavoces de estos tres grupos parlamentarios, consiste en pedir al Gobierno que aborde una reforma integral de la Ley de Propiedad Intelectual, en lugar de la pretendida modificación parcial de la misma que quiere introducir a través de la Ley de Economía Sostenible y que sólo afecta a las descargas de Internet. Si el Gobierno no acepta esa retirada de la disposición, los grupos amenazan con boicotear la subcomisión de cultura que, desde hace un año, estudia precisamente esta reforma, no participando en la elaboración de sus conclusiones.

El pacto había sido suscrito también por el Grupo Popular y por el Grupo Catalán (CiU), dejando así solo al Grupo Socialista en la defensa del proyecto, pero estos dos grupos se descolgaron del acuerdo a última hora de ayer. Aitor Esteban, portavoz de Cultura del Grupo Vasco, indicó hoy en rueda de prensa conjunta que ambos grupos le notificaron anoche su deserción del pacto, aunque no aclaró los motivos de esa decisión.

Esteban indicó que la introducción de esta reforma "parcial" en la Ley de Economía Sostenible (LES) para frenar las descargas es una falta de respeto al Parlamento y a la subcomisión creada al efecto para estudiar una completa reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que contó con el acuerdo del propio Grupo Socialista.

El portavoz del Grupo Vasco aseguró que temen que el Gobierno pretenda con esta reforma de urgencia de sólo un aspecto de los derechos de autor, como es el tema de las descargas, posponer la verdadera y completa reforma de la propiedad intelectual, que viene siendo reclamada desde diversos ámbitos, y citó como ejemplo el informe hecho público ayer de la Comisión Nacional de Competencia, que pedía esa reforma para acabar con el "monopolio" de las sociedades de gestión como la SGAE.

"Tontos útiles"

En la misma línea, Joan Tardà, portavoz de ERC-IU-ICV, indicó que no van aceptar ser unos "tontos útiles del Gobierno" participando en una subcomisión parlamentaria para avanzar en la reforma de la ley, mientras el Ejecutivo, "con desprecio parlamentario, mete de rondón en una ley ómnibus como es la de Economía Sostenible" la reforma que la interesa.

Rosa Díez, portavoz del Grupo Mixto, se preguntó por qué el Gobierno tiene tanto interés en introducir en la ley ahora la salvaguarda de los derechos de autor "y, no por ejemplo, otros derechos como el de la propiedad industrial", y pidió al Ejecutivo que retire la disposición introducida de forma irreflexiva y precipitada".

Del otro lado, el portavoz del PSOE, José Andrés Torres Mora, defendió la introducción de la disposición final en la LES "porque en el nuevo modelo de crecimiento queremos garantizar los derechos de propiedad de las ideas que los de los ladrillos". Al representante socialista le pareció inaudito el órdago lanzado por los tres grupos parlamentarios. "No se le puede decir al Gobierno: no piense usted hasta que yo no termine de pensar". Torres Mora defendió la urgencia de la reforma de la ley para dar seguridad a las inversiones y porque hay en peligro miles de puestos de trabajo.

Estas declaraciones se producen justo el día en el que comienzan las comparencias de la subcomisión de distintos responsables y expertos para la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. De los 23 comparecientes previstos la mayoría pertenece a sociedades de gestión de derechos. Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa, es el único representante del mundo internauta de los que se reunieron en diciembre con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.