Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Gobierno paraliza el plan del Cabanyal de Valencia

El Ministerio de Cultura declara que el proyecto de Barberá de partir en dos el barrio supone un expolio del patrimonio

El Gobierno ha paralizado el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Cabanyal-Canyamelar, con el que el Ayuntamiento de Valencia pretendía partir en dos el tradicional barrio ubicado en el distrito Marítimo. Según un informe elaborado por el Ministerio de Cultura, el plan de la alcaldesa Rita Barberá destruye el patrimonio valenciano.

El Ministerio de Cultura ha emitido un informe técnico en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo que obligaba a pronunciarse sobre el supuesto expolio al patrimonio que suponía el plan urbanístico de Barberá, que implicaba prolongar la avenida de Blasco Ibáñez hasta la playa de las Arenas a través del barrio valenciano, que todavía mantiene una peculiar traza urbana paralela al mar. Y el informe de los expertos consultados por Cultura determina la paralización inmediata de las obras de ampliación.

El ministerio requiere a la Generalitat Valenciana para que suspenda todas las actuaciones urbanísticas

La orden de Cultura cierra la vía administrativa, pero cabe interponer un recurso contencioso-administrativo

"El Ministerio declara la obligación de los titulares de los bienes integrantes del conjunto histórico del Cabanyal de proceder a la suspensión inmediata de la ejecución del PEPRI hasta que dicho Plan no se adapte y garantice los valores histórico-artísticos del barrio valenciano", se asegura en el comunicado que ha lanzado el Gobierno. Y añade que "el ministerio requiere a la Generalitat Valenciana para que suspenda de manera inmediata todas las actuaciones administrativas relacionados con el PEPRI".

La decisión del ministerio está avalada, según la nota, por informes técnicos, entre los que destacan los presentados por el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, la Real Academia de la Historia, por el Museo Nacional de Cerámica González Martí y por el propio Ministerio.

Por otra parte, añade la nota del Gobierno, con ello no se hace más que ratificar el informe negativo sobre el PEPRI que ya realizó en el año 2000 la Inspección del Patrimonio Histórico de la Dirección Territorial de Cultura y Educación de Cabanyal-Canyamelar de Valencia de la Consejería de Cultura.

La nota del Gobierno también puntualiza que la Orden aprobada por Cultura es definitiva en la vía administrativa, y cabe interponer un recurso contencioso-administrativo ante la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.