Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un acto de unidad del español

La nueva gramática española se presenta oficialmente en la Real Academia de la Lengua

"La nueva gramática está llamada a iluminar la realidad de los hispanohablantes". Con estas palabras ha resumido Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española, el espíritu que ha guiado la elaboración de esta gran obra, que se ha presentado este jueves en un acto presidido por los Reyes.

Ha sido un día grande para las 22 Academias de la Lengua Española, porque la aparición de la nueva gramática supone "un servicio histórico a la unidad del español y, en definitiva, a la mayor cohesión entre los pueblos hispánicos", ha subrayado el Rey ante los más de 700 invitados que abarrotaban el salón de actos de la RAE y el vestíbulo que lo precede. Y era también un día grande porque la publicación de esta magna obra, elaborada por las 22 Academias y que, por primera vez, refleja el español que une a los hispanohablantes y el que los diferencia, "es un hecho cultural de primer orden", como he destacado el escritor Mario Vargas Llosa, que ha intervenido en la presentación por medio de un vídeo.

Por esa misma vía se hizo presente en la sala el escritor Miguel Delibes, a quien su delicada salud le impidió viajar a Madrid pero que, con sus escuetas frases, protagonizó uno de los momentos más emocionantes: "Mi mayor deseo sería que esta gramática llegase al pueblo y se fundiera con él, porque, en definitiva, el pueblo es el verdadero dueño de la lengua". Con otras palabras dijo lo mismo García de la Concha: La gramática "viene del pueblo y al pueblo busca. Aquí están todas las voces, todas las hablas conformando una gran polifonía. Por entre las líneas de análisis científico circula a lo largo de 4.000 páginas un discurso de humanidad".

Numerosos académicos, escritores, catedráticos, directores de instituciones culturales y presidentes de varias empresas arroparon con su presencia, y con sus calurosos aplausos, a los máximos responsables de las 22 Academias de la Lengua Española y a Ignacio Bosque, director de la gramática, esa obra plural que nace con el propósito de representarnos a todos.

El ministro de Educación, Angel Gabilondo, que ha compartido mesa presidencial con los Reyes y con García de la Concha; el presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, Pedro Sanz; los directores del Museo del Prado y de la Biblioteca Nacional, Miguel Zugaza y Milagros del Corral; el director general del Libro, Rogelio Blanco, y el presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, figuraban entre los asistentes.

Publicada por Espasa, cuya directora general, Ana Rosa Semprún, tampoco se perdió la presentación, la nueva gramática de la lengua española es el fruto de un gran esfuerzo colectivo y quizá, como dijo Bosque, el adjetivo "plural" sea el que mejor sirva para calificar este gran proyecto. "Es una obra plural porque suman varios centenares las personas que han participado en ella, pero también porque son muchos los aspectos de la morfología y la sintaxis que abarca (el tomo de la Fonética y Fonología, coordinado por José Manuel Blecua, se publicará dentro de unos meses), las variantes del español que describe y los puntos de vista que recoge", destacó Bosque, cuyo discurso fue aplaudido con todos los asistentes puestos de pie.

Y la nueva gramática es plural "porque el español también lo es, pero constituye, a la vez, una sola obra, porque también es una la lengua que compartimos, y porque uno es el espíritu de cooperación que ha impulsado este proyecto y lo ha hecho realidad", añadió el ponente. Como afirmó el director de la Academia Mexicana de la Lengua, José Moreno de Alba, "es la primera vez que, en una gramática académica, se explican con rigor científico y con lujo de detalles, las diversas variedades del español americano".