Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Controversia sobre la 'policía cultural' en la red

El PP califica a Gonzalez-Sinde de "gran hermano de Internet"

Esteban González Pons dice que la "policía cultural" vulnera los derechos civiles

El responsable de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha acusado al Gobierno de proponer la creación de "una policía cultural" encargada de cerrar páginas web y a la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, de ser "la 'gran hermano' de Internet". Pons, a través de un comunicado de prensa, ha añadido que con la nueva regulación del uso de la red por la que aboga la norma, el Ejecutivo "tira por la ventana la protección de las garantías de los derechos civiles"

El mandatario popular se ha referido de esta manera a la disposición de la Ley de Economía Sostenible que introduce la protección de la propiedad intelectual como un requisito más para cortar el acceso a Internet. Hasta ahora, en virtud de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y la Ley de Propiedad Intelectual, un juez puede restringir el uso de la red a un ciudadano si no respeta el orden público, la seguridad, la defensa nacional, la dignidad de la persona, el principio de no discriminación y la protección de la salud, la infancia o la juventud.

La inclusión de ese nuevo factor, para González Pons, genera consecuencias en la garantía de derechos como la intimidad o las libertades de expresión, de conocimiento y de información, así como la presunción de inocencia o la igualdad de condiciones para acceder a contenidos educativos.

La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, dejó claro ayer que la norma no restringirá el uso de Internet, sino que sentará las bases para actuaciones judiciales contra quienes exploten los derechos de obras ajenas. Insistió además en que siempre será un juez el que curse la prohibición. Sin embargo, González Pons ha opinado en su comunicado de prensa que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y la propia González-Sinde "han mentido deliberadamente diciendo que en ningún caso se iba a cortar Internet, y menos sin autorización judicial". Porque, a su entender, "la realidad es bien distinta", como lo demuestra la propuesta de creación de la Comisión de Propiedad Intelectual en el seno del Ministerio de Cultura. Según sostiene el diputado valenciano del PP, la única función de ese hipotético nuevo organismo consistirá en restringir el acceso a Internet cuando considere que se ha vulnerado "la salvaguarda de la propiedad intelectual". Tras advertir de la "limitación" que la medida supone para los jóvenes creadores, Pons ha exigido a la ministra que retire la disposición del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible.