Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Tu rostro mañana' en un solo volumen

Javier Marías convierte su proyecto literario publicado en tres entregas en un solo libro y habla de la nueva novela que ha empezado a escribir

Sentado en el sofá de su casa madrileña, con los codos apoyados en las rodillas, Javier Marías repasa el presente, el pasado y los motivos de Tu rostro mañana (Alfaguara). La novela publicada en tres partes, entre 2002 y 2007, que ahora se edita en un solo volumen de 1328 páginas de un papel especial color beige. "Así es como debe leerse, porque es una sola novela. Siempre dije que no era una trilogía, si no una misma obra en tres entregas", afirma el escritor. En este volumen han desaparecido los tres subtítulos con que se publicó, Fiebre y lanza, Baile y sueño, y Veneno, sombra y adiós, cuyas siete palabras han pasado a ser los capítulos respectivos del nuevo libro.

La presentación coincide con la edición de la obra crítica Allí donde uno diría que ya no puede haber nada, preparada por los profesores Alexis Grohmann y Maarten Steenmeijer, con ensayos sobre la obra del autor y académico español. Además de la salida del tercer tomo de la novela en otras lenguas como inglés, holandés o francés. Las críticas siguen la línea elogiosa de sus dos anteriores partes. Entre ellas se cuenta la del escritor Anthony Beevor para el The Sunday Telegraph. Además, la revista estadounidense The New Yorker acaba de publicarle un cuento de comienzos de los años noventa, Mientras ellas duermen.

Javier Marías (Madrid, 1951) también cuenta, en una entrevista que publicará mañana este periódico, que ha empezado la escritura de una nueva novela. "Es de dimensiones normales, sencilla, quizás la más pesimista de las que haya escrito", confiesa. El autor de otras obras como Corazón tan blanco y Todas las almas también hablará de lo que significaron los ocho años dedicados a Tu rostro mañana, considerada su obra cumbre, de lo que pasaría si esta novela se le pueda convertir en una pequeña loza al dejarla como referencia de su obra, del por qué de los temas que suele abordar en su narrativa, de la insatisfacción con que suele ver su libro una vez lo ha terminado, de lo que dice la crítica de ellos, del desencanto que le produce el mundo actual y, en general, de por qué "la intención del escritor cuenta poco a la hora de dar trascendencia a uno de sus libros".