Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cultura pone la 'X' a 'Saw VI' y la condena a las salas porno

El estreno de la sexta entrega de la saga en España el próximo viernes peligra

El esquema se repite en las seis películas. Alguien se despierta en una celda o en un garaje encadenado a un artilugio terrorífico. En una especie de pasatiempo tétrico, deberá automutilarse o matar a un compañero de prisión para salvar su propia vida. Torturas dignas de las peores pesadillas de la Inquisición. Así han sido Saw, Saw 2, Saw 3... (el amor a la sangre y la víscera le ha granjeado a la serie millones de fans y legiones de seguidores en Internet), y así debe de ser Saw VI, que según su productora, Lions Gate Enterteinment, es "la más terrorífica".

Mañana viernes, la distribuidora Buenavista tenía previsto estrenar Saw VI en España en más de 300 salas, en un estreno que ellos mismos definen como "importante". Pues no podrá verse, porque la Comisión Calificatoria del Ministerio de Cultura le otorgó la calificación X, que reciben, según la Ley, "las películas de carácter pornográfico o que realicen apología de la violencia". Es la primera vez en España que esa X recae en un filme por el apartado "violencia". Y eso significa que sólo se puede estrenar en cines X: en España hay ocho.

La Comisión de Calificación se renueva cada dos años. Según un miembro de la actual comisión, formada por seis vocales, "hay mucho opusino". A mediados de la semana pasada, cinco de sus integrantes -se reúnen todas las mañanas y cobran por informe presentado, es decir, por película vista- discutieron sobre Saw VI y la votación se decantó por tres votos a favor de la X contra dos que defendían el "menores de 18". "Era llevarnos la contraria a nosotros mismos, que pusimos un 'no recomendada para menores de 18 años' a Saw V", dice ese vocal.

El próximo 14 de enero la actual comisión será sustituida por otra que, como regula un Decreto, escoge el director del ICAA de entre los currículos de quienes se presentan voluntariamente para formar parte de ella. El informe de los vocales no es vinculante y es el director del ICAA, Ignasi Guardans, quien decide la calificación definitiva. En contra de esa decisión claman tanto en la distribuidora -que ha gastado en publicidad una considerable cantidad que prefieren no desvelar- como desde las webs especializadas en cine de terror. Una fuente de Buenavista aseguró que aún no habían recibido el expediente por escrito. "En cuanto lo recibamos, recurriremos". En Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o Australia sí se estrenará mañana en todas las salas.

Sólo en otra ocasión el Ministerio cambió su calificación X. En 2001, el filme francés Fóllame recibió esa letra y Alta Films, su distribuidora, recurrió. Dos meses después obtuvo el "menores de 18" y pudo llegar a los cines. Ahora, 300 copias de Saw VI descansan en un almacén madrileño a la espera de la decisión final.