Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"¿Silvio, por qué no me invitas a las orgías?"

El cómico Roberto Benigni triunfa en Génova con sus sátiras y bromas sobre 'Il Cavaliere'

Clamoroso éxito el jueves por la noche de Roberto Benigni (La vida es bella, El pequeño diablo, Johnny Palillo...) en la fiesta nacional del Partido Democrático (PD) de Génova. Ante 4.000 rendidos espectadores, el irreverente cómico toscano repasa de la A a la Z los escándalos de Papi, y no ahorra críticas al propio PD.

"Ha hecho bien denunciando a La Repubblica, a L'Unità, dicen cosas verdaderas, ojalá fueran falsas, pero no, son verdaderas", comienza diciendo. "¿Silvio pero por qué no me has invitado a las orgías? Todos desnudos, y pasan cosas extraordinarias, hay gente vestida de Papá Noel, hay quien hace el amor con una muñeca inflable, otros con las ovejas... Incluso Emilio Fede ha sido visto haciendo el amor con una oveja inflable".

Otra: "Silvio, yo no me ocupo de tus cosas privadas, de la crisis, de la Constitución, de la ética. Esos son hechos privados. Yo hablo de las cosas públicas, de las putas, de las chicas, de las escorts. En fin, Silvio, hay bastantes parados, ¿por qué no les regalas algunas escorts también a ellos...".

Begnini mezcla el bajo nivel de la actualidad italiana con la elevación de la poesía de Dante, el Quinto del Infierno, el de Paolo y Francesca, que habla de los lujuriosos. "Igual que tenemos a Fabio Massimo el temporizador, o a Alejandro Magno El Conquistador, ¡él quiere pasar a la historia como Silvio El Follador! Así que os lo digo yo: ¡bajo cuerda él ha pagado a las prostitutas para que hablaran! Quiere que todos conozcan su potencia sexual, tiene 73 años".

Y más: "De hecho, habéis visto la última querella... Se ha enfadado porque han escrito que tiene problemas de erección. Pero para demostrar que dice la verdad, tendrá que mostrarlo delante del juez, y os aseguro, yo que tengo los mismos problemas: delante del juez es dificilísimo tener una erección".

No faltan referencias a la noche de Patrizia D'Addario: "Hay grabaciones con fotografías, pero él lo niega, dice que no, que lo puede jurar sobre sus hijos. Pero, si jura en falso sobre la cabeza de sus hijos, hace falta preguntarse: ¿de quién son sus hijos?".

"Las preguntas de La Repubblica, dice, las habría respondido si hubiesen sido: '¿Cómo estás?' 'Bien' '¿Qué haces mañana?'... Así, sí habría respondido".

Benigni recuerda las versiones contradictorias sobre la fiesta de cumpleaños de Noemi. "Primero dijo que el padre de Noemi era el chófer de Craxi; luego, que era el cocinero de Berlinguer. Oh, la satiriasis es la enfermedad más bonita que existe, ojalá me pasase a mí. Al principio él quería contar que tiene toda esa potencia sexual. Clinton lo negaba, él lo quiere contar. Luego a las escorts les convierte en concejalas, en parlamentarias europeas, no digo ya en ministras. Vete con las escorts, al final las pagamos nosotros. ¿Y por qué no las pagas tú, con todo el dinero que tienes?".

Luego satiriza sobre la libertad de prensa: "Ha vendido Kakà y ha fichado a Vittorio Feltri, que para las faltas (punizioni) es mucho mejor. Boffo ha tenido la solidaridad del Papa; Feltri la del Papi. Boffo ha dimitido vestido de humildad, Feltri no se ha ido".

Al final, llega la hora del PD: "Veltroni es rapidísimo, dura tres minutos, ducha incluida". "Hemos batido un récord del mundo, hemos perdido cuatro millones de votos, ahora debemos ponernos el objetivo de no bajar del 2%"

La sátira de Francesca Fornario

Francesca Fornario, joven escritora satírica de L'Unitá, también ha respondido a la demanda de Silvio Berlusconi, que pide tres millones de euros de indemnización. "¡¿Y quién los tiene?! Somos periodistas, no somos Vittorio Feltri. La única forma en que un periodista puede ganar todo ese dinero es poner su pluma al servicio de Berlusconi. Hace falta que alguna se sacrifique. Lo hago yo: "Berlusconi ha hecho muy bien querellando a L'Unità! Hace falta ser muy malo para pensar que un setentón operado de la próstata, un hombre que se hace trasplantar el pelo porque no acepta ser calvo, sea impotente y necesite fármacos para reencontrar la virilidad".

Más información